Saltar al contenido

Cómo reescribir artículos de tu blog para mejorar las métricas

reescribir artículos de tu blog

Si eres redactor web, sabes que en ocasiones algunos artículos que pensabas que iban a se un exitazo, se quedan por el camino.

Cuando esto te sucede tienes dos opciones:

Pillarte una pataleta preguntándote porqué el “Dios Google” no ha posicionado ese excelente post que has escrito o tomar las medidas oportunas para que tenga la posición que se merece.

Esto de la redacción web no es una ciencia exacta, por eso es una buena idea reescribir artículos cuando la ocasión lo requiera.

Hasta los mejores escritores web se ven obligados en algún momento a reescribir alguno de sus artículos.

Lo bueno, es que implementando una serie de acciones, puedes volver a escribir una entrada de tu blog que no haya funcionado como pensabas, para mejorar las visitas de forma considerable.

En este post, te quiero dar todas las claves para hacer esto posible.

Así que vamos allá.

¿Por qué reescribir una entrada de tu blog?

Hay que abandonar la idea de que reescribir los artículos de tu blog es un síntoma de que tu trabajo ha sido un completo fracaso.

Para empezar, cuando estas reeditando una entrada de tu blog, le estás mandando buenas señales a Google, porque te estás preocupando por mejorar la calidad del contenido y mejorar experiencia de usuario.

Además reescribiendo un determinado post, estás ayudando al posicionamiento general de tu web.

También optimizas los esfuerzos, ya que a veces es mejor para tu web mejorar un post que escribir contenido nuevo.

Ahora pongámonos en situación.

Estás en plena fase de duelo, porque asumes que tu post no ha funcionado.

Las señales son bastante claras; las visitas son escasas, los comentarios son nulos y el artículo en cuestión apenas despierta interés en las redes sociales con las que trabajas para difundir tus contenidos.

Es el momento de tomar acción para dar la vuelta a la situación.

¿Cómo hacerlo?

  • Primero midiendo los resultados.
  • Segundo implementando posteriormente las acciones necesarias para mejorar los resultados.

Pero, ¿Qué debo medir para saber si tengo que reescribir un artículo?

Existe una máxima en el marketing en Internet que funciona en todos los supuestos, “solo puedes mejorar aquello que puedes medir”.

En este caso acceder a las mediciones es fácil.

Puedes ir a Google Search Console, donde introduciendo la URL del artículo que quieres analizar, vas a acceder a todas las métricas.

Con esta herramienta verás cuantos clics ha recibido el enlace.

A partir de ahí puedes analizar si debes reescribir ese artículo.

Qué hay que tener en cuenta para reescribir tus artículos

1- Mejorar el SEO

Es cierto que escribimos para las personas, no para Google.

Pero es igual de cierto, que si no seo optimizas tus artículos, no vas a tener ninguna posibilidad de que tus contenidos sean visualizados en Internet.

Por eso es posible que la causa de que tu artículo no funcione, se deba a que no has optimizado bien el SEO.

Para solucionarlo, tendrías que reescribir el artículo comprobando que todos los parámetros SEO están bien optimizados.

Estos son los puntos que hay que repasar:

El título del artículo: Asegúrate de que la keyword esté en el título, puedes incluir un guión o una coma para separar la palabra clave del resto del título.

“No seas soso”, utiliza un título atractivo y sugerente que sea atractivo para el lector.

Etiquetas H2, H3: Es importante estructurar el contenido a través de estas etiquetas porque ayudan a Google y facilitan la lectura del visitante.

Yo utilizo en estas etiquetas, sinónimos y palabras clave LSI, para no caer en la sobreoptimización de keywords, te recomiendo que hagas lo mismo.

Imágenes: Abajo hablaré con más detalle de las mejoras visuales, en este apartado, en lo que quiero centrarme es en que es importante que optimices la etiqueta alt y la descripción con una keyword o una LSI.

Por cierto, no utilices la misma keyword en todas las imágenes.

Título SEO y metadescripción: Ambos van a aparecer en las SERPs de Google por eso se deben configurar bien.

Si eres usuario de WordPress, lo tienes muy fácil para optimizar con el plugin SEO Yoast.

2 – Usa el copywriting

El copywriting es una forma de escritura persuasiva que está especialmente destinada a la venta.

Cuanto más seas capaz de tocar la fibra sensible de la persona que que te visita, más facil va a ser que pueda convertirse en tu cliente.

Estos son algunos consejos prácticos para aplicar el copywriting en tus artículos.

Te recomiendo que reescribas algunos de tus contenidos, teniendo en cuenta estas recomendaciones:

  • Utiliza la empatía: Siempre que escribas ponte del otro lado, de esta forma podrás ajustar tu mensaje a las personas que te visiten.
  • Escribe para las personas: Aplicar el SEO a tus contenidos es fundamental, pero si escribes para Google en lugar de escribir para las personas, tus artículos van a fracasar.
  • Tutea a tu lector: Esto es una muestra de cercanía que hará que se quede en lugar de huir despavorido.
  • No uses mayúsculas: Las mayúsculas son el equivalente a gritar a la gente en Internet. Evítalas.
  • Crea intimidad: Cuanto más cercano y amigable seas mejor, compartir tus experiencias personales anima a seguir leyendo.
  • El título es clave: En mi opinión el título y la intro, constituyen el 80% del éxito de tu post. Crea títulos llamativos que inviten a las personas a saber más. Te recomiendo este post para aprender a crear buenos títulos.
  • Siempre que puedas haz preguntas: Es importante fomentar la interacción, es una buena idea, terminar tu artículo con una pregunta.
  • Evita las faltas de ortografía: Las faltas de ortografía son percibidas por tu audiencia como falta de seriedad y profesionalidad, hay que evitarlas a toda costa.

3 – La maquetación está para algo

Tienes que hacer todo lo que esté en tu mano para que la lectura sea lo más dinámica posible, de este modo el lector no se quedará dormido leyendo tu contenido.

Ya sabes, un lector que se aburre es un lector que abandona tu página.

Usa las negritas y la cursiva para dar énfasis a determinados aspectos de tus contenidos.

No escribas frases demasiado largas, utiliza los puntos y aparte y las comas de forma conveniente.

Para favorecer ese dinamismo, al reescribir textos online, también puedes utilizar citas de otros blogs, aludiendo a los autores de esas citas.

No puedes ir siempre en la misma marcha, tienes que pisar el embrague de vez en cuando para darle “vidilla al asunto”.

Otra cosa que funciona bien, es utilizar el sentido del humor siempre que se pueda y tenga sentido dentro del contenido.

4 – Simplifica el contenido

Cuando los usuarios buscan información en Internet, quieren que se les proporcione lo que están buscando de la forma más clara posible.

Nadie quiere leerse una novela de García Márquez, cuando busca la respuesta a una pregunta o a una necesidad en Internet.

Por eso, puede que la razón por la que ese contenido que has escrito con tanta dedicación no está funcionando, se deba a que “te enrollas como una persiana”.

Otra causa por la que tu post puede no estar funcionando, es porque usas un lenguaje demasiado elaborado o demasiado técnico.

La solución en este apartado es fácil.

Cuando vayas a reescribir los artículos para mejorar el estilo, utiliza frases cortas y sencillas, evitando los giros linguísticos.

En resumen, ve al grano.

Otra cosa, utiliza un lenguaje sencillo, sé natural.

Algo que funciona, es escribir un post pensando en que le estás explicando el tema en cuestión a un amigo.

5 – Mejorar la intro

Ten por seguro una cosa, si no eres capaz de enganchar a tu lector en las primeras líneas del texto, no tienes mucho que hacer.

Puede que tu artículo aporte solución a su problema, pero lo habrás perdido porque no has sido capaz de engancharlo desde un principio.

Se marchará a otro sitio para buscar la información que necesita.

Pasa con algunas películas.

El comienzo no engancha y ya no sigues viendo más, aunque la trama mejore después.

Los usuarios de Internet somos vagos y bastantes exigentes. No solemos dar muchas segundas oportunidades.

Por eso debes asegurarte de atacar desde el principio el problema que quieres solucionar al usuario.

Así tienes muchas posibilidades de que el usuario siga leyendo el resto del contenido.

6 – Mejorar las fotos

Como ya he dicho en otras entradas de Marketing Virtual 360, lo visual vende.

Es posible que tu contenido sea una pasada, pero si las fotos son de mala calidad o no llaman la atención, estás espantando a tus visitantes.

Te lo creas o no, el simple hecho de mejorar este apartado, puede provocar que las visitas crezcan.

En algunas ocasiones, no se trata de reescribir artículos, sino de mejorar las imágenes.

En relación a la inclusión de nuevas imágenes, hay cinco cosas que debes tener en cuenta:

  • Es muy positivo que puedan sorprender y llamar la atención.
  • Las alegorías funcionan muy bien.
  • Las imágenes deben estar libres de derechos de autor.
  • Tienen que estar optimizadas.
  • Las fotos deben aportar valor.

Para terminar quiero mostrarte un hecho que da que pensar, a la hora de darte cuenta de la importancia de las imágenes en tus artículos.

La reflexión es la siguiente: “Si quieres que la gente se interese por tu contenido, vale más incluir imágenes que impacten, que 3.000 palabras del tirón sin una sola imagen”.

7 – Inserta vídeo en el contenido

No cabe duda de que el contenido audiovisual que complete el texto, ayuda a retener visitantes.

Está comprobado que los internautas cada vez somos mas vagos, porque cada vez nos gusta menos leer.

Por eso siempre que puedas, añade un video a tu post, las linfografías también consiguen un efecto similar.

No obstante, no caigas en el error de discriminar el texto, para llenar tus entradas de videos o infogtrafías.

A día de hoy, el mejor parámetro para posicionar un contenido en Google es el texto.

Por ello si quieres mejorar tus visitas, la principal cosa en la que te tendrás que centrar, son los textos.

Herramientas para optimizar la reescritura de contenidos

Bueno, ya tienes una idea bastante aproximada de que debes hacer para mejorar la visibilidad de tus artículos a través de la reescritura.

Si no tienes muchos artículos que revisar, es algo que puedes hacer en un tiempo razonable.

Sin embargo la cosa cambia cuando tu volumen de artículos es mas elevada.

Por eso quiero recomendarte dos herramientas que te van a ayudar a hacer el trabajo más llevadero:

  • Content Analyzer
  • On Page SEO Checker

¿Quieres saber si reescribiendo tus artículos tus resultados mejoran?

Pon en práctica las recomendaciones de este post y déjame un comentario comentándome como te ha ido.

Te espero en los comentarios para descubrirlo.

¿Cuáles han sido tus resultados en términos de incremento de tráfico al reescribir tus artículos?