Saltar al contenido

Marketing de contenidos

Empecemos por el principio, ¿Qué es el marketing de contenidos?

Si echas un vistazo por Internet, te vas a encontrar con definiciones diferentes.

Pero el concepto se podría resumir, como la forma de promocionar un producto a través de un contenido único e interesante que consigue generar una relación positiva con las personas.

El principal objetivo que se persigue con el marketing de contenidos, es atraer a tu negocio personas interesadas en lo que haces.

El formato por excelencia para desarrollar una estrategia de marketing de contenidos es el blog.

Pero otros ejemplos de marketing de contenidos son las redes sociales, las guías, los tutoriales, los webinars, las presentaciones, los podcasts los vídeos o las apps.

Hoy en día no se concibe que una empresa o un negocio serio, no haga uso de esta disciplina en su estrategia digital.

Esto se debe a que el marketing tradicional que consistía en hablar única y exclusivamente de las bondades de un producto o un servicio, NO funciona en Internet.

Si en tu sitio web o en tus redes sociales solo hablas a tu público de tus productos, solo vas a aburrir a tu audiencia.

Además tus conversiones y tus ventas van a ser muy pequeñas.

A las personas no les gusta que les vendan, les gusta que se le ofrezcan contenidos que sean útiles para resolver una necesidad o un problema.

Dentro de este contexto, el marketing de contenidos funciona como un gancho con el que se gana la confianza de los visitantes, para que acaben convirtiéndose en clientes.

Por eso, si no implementas el marketing de contenidos en tu estrategia de crecimiento de tu negocio en Internet, lo vas a tener bastante complicado.

Artículos de marketing de contenidos

Elementos clave en el marketing de contenidos

1 – Público

Todos los negocios que implementan una estrategia de marketing de contenidos, tienen como principal objetivo, atraer a nuevos usuarios a su marca.

Por eso, el público es el rey, el actor principal de toda estrategia de contenidos que puedas poner en marcha.

Está claro que no somos nada sin nuestro público.

Antes de ofrecer contenidos a ese público, es necesario llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Identificar a tu público objetivo, es decir a las personas ideales para tus contenidos
  • Conocer cuales son las preocupaciones tu audiencia, para proporcionarles informaciones que les ayuden.

2 – Canales de comunicación

La elección del canal de comunicación adecuado, también es importante.

Cada canal de comunicación, tiene su propio “lenguaje”, por eso es importante adaptar la comunicación al tipo de canal.

Si ya has llegado al punto de identificar a tu audiencia y que tipo de contenidos van a demandar, va a ser más fácil que definas que tipo de canales quieres utilizar.

Mi recomendación es que empieces creando un blog con contenidos en tu sitio web.

Después, cuando tu blog esté consolidado, ya puedes continuar tu expansión en redes sociales y el uso del email marketing si procede.

Existen más medios para hacer marketing de contenidos.

Todo va a depender de tu público, tu tipo de negocio o de los objetivos que quieras alcanzar.

3 – Conversiones

La conversión es la meta, el objetivo o la acción específica que quieres que realicen tus prospectos.

Puede ser una venta, una descarga, una llamada de teléfono, la inscripción en una lista de suscripción, una venta, etcétera.

Para que la conversión sea posible, tienes que hacer una buena segmentación de tu público.

Es preciso qeu definas bien quien es tu cliente ideal o tu público objetivo.

Esto te va a servir para ofrecerles contenidos ajustados a sus necesidades que les van a ayudar a solucionar sus dudas, a cubrir sus necesidades y a “calmar sus miedos”.

Imagínate que eres un entrenador personal que quiere vender sus servicios.

Pues en tu blog y en tus redes sociales, vas a tratar temas relacionados con las rutinas de ejercicios.

Pero no solo eso.

También vas a hablar de los temas que preocupan a ese público objetivo, como la pérdida de peso, las dietas o los estilos de vida saludable.

Gracias a que estas personas encuentran en ti o en tu negocio, a alguien de confianza que les ayuda, construirás con el marketing de contenidos, una relación de confianza.

Esta relación de confianza es lo que va a hacer posibles las conversiones y las ventas.

Beneficios una estrategia de marketing de contenidos

Más tráfico: Si eliges los canales adecuados, te diriges al público correcto y utilizas un lenguaje con el que llamar la atención de tus prospectos, vas a conseguir más tráfico web y más clientes potenciales para tu negocio.

Mejora del SEO: El posicionamiento en buscadores, es otro aspecto que va a mejorar con el marketing de contenidos.

Google da cada vez más importancia a los contenido de calidad, por ello, va a valorar que publiques a menudo contenido actualizado.

Captación y fidelización de clientes: Este tipo de marketing no solo es bueno para conseguir un cliente, también es efectivo, si se hace bien, para que ese cliente te vuelva a comprar de nuevo.

No es intrusivo: Se trata de una modalidad de Inbound marketing, que te permite llegar a tus clientes de una forma poco agresiva.

Al tratarse de una forma poco intrusiva de venta, resulta más fácil seducir a la gente para que haga clic en el botón de compra.

Te puedes diferenciar: Un contenido de calidad y relevante para una audiencia determinada, puede ser muy efectivo para que tu prospecto tome la decisión de comprarte.

Además en tus contenidos, puedes plasmar tu personalidad y fomentar la confianza de forma distinta a tu competencia para destacarte.

Feedback: El feedback es la comunicación bidireccional que se establece entre el emisor del mensaje y el receptor.

En los medios de publicidad tradicionales, la comunicación solo va en una dirección, del emisor al receptor.

Con el marketing de contenidos esa comunicación tiene doble sentido.

Ahorrarás en recursos: Un buen blog de contenidos, las redes sociales o el e-mail marketing, son muy efectivos para hacer marketing, sin que tengas que gastar los recursos que necesitarías en el marketing convencional.

¿Aplicas una estrategia de marketing de contenidos? ¿Cuáles son tus resultados? Deja tu comentario.