Saltar al contenido

Consejos prácticos para emprender en Internet sin morir en el intento

Emprender en Internet está al alcance de cualquier persona.

Sin embargo hay que tener muy claro desde el principio el modelo de negocio y cuales son las herramientas y las estrategias que vas a poner en práctica, para llegar a las personas interesadas en lo que ofreces.

He dicho que emprender online es algo al alcance de muchas personas.

Aún así, lo cierto es que aproximadamente la mitad de las personas que dan el paso, abandonan su proyecto antes de un año.

Después de leer estos dos párrafos quizás te estés preguntando, donde está el nivel de dificultad de emprender en Internet.

Lo primero, desarrollar un negocio y alcanzar los objetivos que te has propuesto, nunca es algo que puedas hacer de la noche a la mañana.

Si has tenido o tienes un negocio físico, sabes que desde que tienes la idea en la cabeza, hasta que logras rentabilizar lo que has invertido en tiempo y dinero pasa un tiempo, es un proceso.

Con los negocios en Internet es lo mismo.

Las visitas a la web de tu negocio, el tamaño de tus comunidades en redes sociales o tus conversiones web, no crecen de un día para otro.

Conseguir beneficios implica un trabajo.

Hay algunas personas que saben que construir un negocio fuera de Internet lleva su tiempo y su trabajo.

Pero por algún extraño motivo, estas mismas personas creen que hacer crecer un negocio en Internet, es algo que se puede hacer en un abrir y cerrar de ojos.

La conclusión, es que puedes conseguir clientes para tu negocio online, pero necesitas un plan, implementar una estrategia y contar con el factor tiempo.

Entonces, ¿quieres saber cómo emprender en Internet?.

En este post, te voy a mostrar algunas recomendaciones para que puedas tener mejores perspectivas de éxito.

1 – Establece una ruta para tu negocio online

En general en la vida la improvisación es un mal compañero de viaje.

Las cosas que se planifican, casi siempre salen mejor que las cosas que hacemos guiándonos por el impulso y por las corazonadas.

Con los negocios online en particular y con los negocios de todo tipo en general, es lo mismo.

Organizar el trabajo y establecer planes de acción concretos, es algo que suelen ignorar muchos emprendedores online.

Esto no es recomendable porque la planificación te despeja bastante el camino a la hora de concretar los objetivos.

Cuando llegan las vacaciones y decides hacer un viaje con tu familia, no lo dejas todo a la improvisación.

Creas una planificación, partes de un punto inicial y decides que vas a hacer para alcanzar una serie de objetivos.

Decides que medio de transporte vas a utilizar, donde te vas alojar, que actividades vas a realizar o que sitios vas a visitar.

Sabes que si no lo haces, el viaje va a ser un desastre.

Para que tu proyecto online empiece con buen pie, tienes que saber donde te encuentras y que pasos vas a dar para lograr tus metas.

Esto lo consigues con un plan de marketing.

Con él, decides que canales vas a utilizar para llegar a tu audiencia y cual va a ser tu estrategia de contenidos.

2 – Desarrolla una estrategia eficiente de marketing digital

El objetivo principal del marketing en Internet, es que tu negocio tenga visibilidad.

Si tu web no tiene visitas, tu audiencia en redes sociales es inexistente y nadie abre tus correos, no tienes nada.

Por eso es importante que implementes una estrategia de marketing efectiva para que puedas vender tus productos y servicios.

Tu estrategia de marketing se tiene que apoyar en estos cuatro pilares:

Audiencia: Para emprender en Internet, necesitas una audiencia, es fundamental que segmentes bien a esa audiencia y que conozcas cuales son sus características y necesidades para presentar tu oferta.

Canales de comunicación: Debes elegir distintos canales de comunicación online para dar visibilidad a tu negocio, esos canales funcionarán de forma coordinada y pondrán el foco en compartir información de valor.

Estrategia: La estrategia son las acciones que vas a poner en marcha para conseguir dos acciones fundamentales, visitas y ventas, la base de tu estrategia es el plan de marketing online.

Producto: Este es otro elemento esencial dentro de tu estrategia de marketing online.

Lo que más tienes que tener en cuenta, es que el producto esté enfocado al público adecuado y que sea capaz de satisfacer las necesidades del usuario.

Una estrategia de marketing digital debe integrar estos cuatro elementos.

A partir de ahí, esta estrategia va a hacer posible que las personas que no te conocen, ganen la suficiente confianza en tu marca personal o comercial, como para hacer clic en el botón de compra.

Algunas acciones que deberás llevar a cabo para implementar tu estrategia es elegir que canales vas a utilizar.

También donde vas a hacer publicidad, como vas a hacer prospección de clientes o como vas a comunicar.

3 – Elige algo que te guste

Algunas personas que quieren emprender en Internet no tienen este punto demasiado en cuenta y esto es algo que a la larga puede ser perjudicial.

A la hora de hacer tu elección, tienes que tener en cuenta la rentabilidad de tu nicho.

También debes asegurarte de tener el suficiente número de personas interesadas en lo que ofreces.

Sin embargo, es importante que te sientas atraído o que tengas un interés real por el tema o por los productos o servicios que vayas a promocionar.

La pasión es contagiosa.

Si la persona que llega a tus canales de marketing y detecta que te gusta lo que estás haciendo, su confianza en ti va a aumentar.

Esto es importante porque la confianza es uno de los principales activadores de compra.

Otra cosa importante dentro de este apartado, es que apuestes preferiblemente por un micronicho.

Como dice William Penguin en este artículo de Yoseomarketing.com, “el objetivo de los meganichos y los micronichos es el mismo, ganar dinero…”.

“…sin embargo los meganichos lo consiguen atrayendo muchas visitas, mientras que los micronichos lo consiguen atrayendo pocas visitas que dejan mucho dinero”.

Los micronichos son pequeños segmentos de mercado, mientras que los meganichos son grandes segmentos de mercado.

En relación a esto, es más fácil posicionar una tienda de productos veganos que una tienda de alimentación generalista donde vendes todo tipo de productos.

Si quieres emprender en Internet, debes ser consciente de que con los micronichos, menos es más.

Resumiendo.

Elige algo que te guste, ataca segmentos pequeños de mercado y asegúrate de que lo que vayas a ofrecer tenga suficientes compradores potenciales.

4 – Tienes que estar dispuesto a invertir

Algunas personas valoran seriamente la posibilidad del emprendimiento en Internet, porque tienen la falsa percepción de que si quieren crecer apenas van a necesitar invertir.

Piensan, “al fin y al cabo abrir una cuenta en redes sociales y dejar unos cuantos enlaces hacia mi web o escribir unos cuentos artículos en un blog, es algo que cualquiera puede hacer”.

También hay quien piensa, “primero voy a desarrollar mis canales de marketing en plan casero, cuando empiece a despegar ya invertiré”.

Esta forma de pensar es la causa de que el número de negocios que apenas generan ingresos en Internet, superen ampliamente a los que tienen éxito.

Si quieres llegar a convertir clientes en Internet, tienes que proyectar una imagen profesional desde el principio.

Tienes dos opciones:

  • Invertir en ti mismo para adquirir los conocimientos de marketing que necesitas para crecer.
  • Contratar a profesionales del marketing en Internet que hagan el trabajo por ti, para que se encarguen de gestionar tu marca personal o comercial en tus distintos canales de marketing.

En resumen, tienes dos caminos para hacer las cosas, ser un amater o actuar como un profesional.

El fracaso de los negocios en Internet tienen como una de las causas principales que las personas creen que el marketing en Internet es una actividad semi-profesional.

Esto es un error porque repercute negativamente en tus resultados.

5 – Toma acción

A menudo los emprendedores nos vemos afectados por algo que se ha venido en llamar “ la parálisis del análisis”.

O sea, tenemos claro lo esencial, como el negocio en mente que queremos desarrollar o las estrategias y herramientas vamos a utilizar.

Sin embargo seguimos y seguimos analizando un montón de parámetros, en lugar de empezar ya.

Nadie niega que es muy importante validar tu idea de negocio y tener clara tu estrategia, pero no debes tomarte demasiado tiempo para esto.

Lo importante no solo es que empieces pronto, sino que comiences con buen pie.

Esta es la razón por la que es positivo que proyectes una imagen profesional desde el principio.

Gracias a esto construirás desde la base una buena reputación en Internet.

Fórmate o pon tu proyecto en manos de un profesional, pero nunca conviertas tu negocio en Internet en un proyecto amateur.

También es bueno que elijas un negocio con suficiente potencial, que implementes una buena estrategia de difusión de contenidos, que seas constante y que seas consciente de que es importante contar con el factor tiempo.

¿Quieres comentarnos que estrategia estás siguiendo para dar visibilidad a tu negocio en Internet?