Saltar al contenido

3 Errores del marketing en Internet que nunca debes cometer

como evitar los errores del marketing en Internet

Si haces marketing en Internet, es porque quieres atraer a personas interesadas en tu negocio.

Internet es un entorno muy valioso para conseguir prospectos y ventas, pero deberías considerar una serie de factores para que tu estrategia te haga conseguir los objetivos que deseas.

No solo es importante saber lo que tienes que hacer, es igual de importante saber que no tienes que hacer para evitar cometer errores del marketing en Internet, que te alejan de tus metas.

Pero antes de hablar de cuales son esos errores del marketing en Internet que debes evitar, lo primero que hay que tener claro es que es el marketing.

Se puede definir el marketing en Internet, como un proceso en el que utilizas distintas herramientas como tu sitio web o las redes sociales, para convertir a una persona que no te conoce, en alguien que confía en ti lo suficiente, como para ser un cliente potencial.

Lo que se consigue con el marketing es facilitar este proceso.

Con una buena estrategia de marketing en Internet, consigues que la venta se convierta en un proceso natural.

Así no tienes que forzar ni perseguir a las personas para que hagan clic en el botón de compra.

La clave para generar la venta en Internet, consiste en aportar contenido de valor a esa persona que aterriza en tu web, entra en tus redes sociales o te deja su correo en tu formulario.

Una buena estrategia de marketing, es la que hace que no tengas que salir a vender.

Son los clientes los que contactan contigo para comprar.

Esta es la teoría.

A partir de aquí, para conseguir tus objetivos, hay unos errores que debes evitar cometer.

Esto es lo que vas a descubrir a continuación.

1- No trates de vender a la persona equivocada

Este es uno de los errores del marketing en Internet más comunes.

Consiste en no seleccionar bien a las personas correctas, que son las más idóneas para comprar lo que ofreces.

Cuando no segmentas bien y tratas de vender a todo tipo de personas sin importarte cuales son sus características o sus necesidades, conseguir vender en Internet, se convierte en una tarea complicada.

¿Qué hay que hacer para evitar esto?

Antes de escribir la primera línea en tu blog, de publicar en las redes sociales que utilices para promocionarte o antes de enviar el primer email a tu prospecto, tienes que identificar a tu público objetivo.

El público objetivo, son esos clientes ideales que por sus características, son las personas adecuadas para tener interés en lo que estas ofreciendo.

Si por ejemplo tienes un sitio web en el que estás ofreciendo servicios de posicionamiento web para empresas, tendrás que dirigirte a una audiencia con interés en saber más sobre posicionamiento en buscadores, social media, etcétera que pertenezcan a ese sector.

También tendrás que conocer cuales son las necesidades de las empresas que tratan de posicionar su negocio en Internet, para ofrecerles contenidos de valor.

No tiene sentido que te enfoques en otros temas que no vayan a solucionar los problemas de esta audiencia específica.

Así tus esfuerzos van a ser dispersos a la hora de llegar a las personas adecuadas.

También es importante que sepas si las personas a las que te diriges van a tener el dinero suficiente para pagar tu servicio.

¿Por qué?

Es posible que tengan la necesidad, pero no la intención ni los medios para pagar lo que pides.

De ahí la importancia de dirigirte a la audiencia adecuada.

En resumen, segmentar bien, va a hacer que aumenten tus conversiones.

2 – No contar con un plan

En la vida en general, es muy complicado conseguir un objetivo si previamente no has trazado un plan.

Cuando te vas de vacaciones, no vas al aeropuerto y coges el primer avión que salga, organizas un plan.

Decides donde quieres ir, en que hotel te vas a alojar, que actividades vas a realizar, cuando quieres volver…

Si no lo haces todo será un desastre.

Tendrás que improvisar constantemente y en lugar de volver con una sonrisa, volverás estresado, porque nada va a salir como lo habías imaginado.

Incluso si te toca la lotería, tu plan previo habrá sido comprarte un décimo o decidir ir al casino, ¿entiendes por donde voy?

En el marketing en Internet es un poco lo mismo.

Si improvisas y no tienes un plan, los resultados no van a aparecer por arte de magia.

El método prueba-error, no funciona si quieres generar ventas en Internet.

Por eso, la improvisación es uno de los errores del marketing online que debes evitar.

Vamos con un ejemplo para que lo entiendas mejor.

Pongamos por caso que quieres tener un blog para atraer a clientes potenciales.

No va a ser suficiente con que escribas artículos interesantes de vez en cuando.

Tendrás que hacer cosas como crear un calendario de contenidos, estudiar cuales son las palabras clave que te conviene utilizar, espiar que está haciendo tu competencia, implementar una estrategia de linkbuilding.

También tendrás que hacer auditorías de los resultados o amplificar el alcance de tus contenidos publicando en redes sociales.

Como puedes ver, no hay rastro de improvisación en todo esto.

Para llegar del punto A al punto B, necesitas tener un plan.

Necesitas poner en práctica una estrategia de marketing, para hacer que las cosas ocurran.

3- No mimar a los clientes que ya has conseguido

Siempre está bien atraer a a nuevos clientes a tu negocio.

Sin embargo, las personas que nos dedicamos a la promoción en Internet, a veces cometemos el error de centrar toda nuestra estrategia en tratar de conseguir nuevos clientes, en lugar de “mimar” a los que ya tenemos.

Es mucho más fácil volver a vender un producto o un servicio a una persona que ya te ha comprado antes, que vender a una persona que no lo haya hecho.

Esa persona que te ha comprado, ya ha depositado su confianza en ti.

Si ha quedado satisfecho, venderle de nuevo es mucho más factible que vender a alguien que aún no te conoce lo suficiente.

Uno de los elementos más interesantes del marketing en general y del marketing online en particular, es la fidelización.

Gracias a la fidelización de clientes no solo consigues vender a la persona una y otra vez.

Además ese cliente que ha quedado satisfecho, puede convertirse en tu mejor publicidad, porque recomienda lo que ofreces a otras personas, haciendo así la bola más grande.

Resumiendo, la persona que ya te ha comprado es la más fácil de fidelizar, la persona recomendada por tu cliente, es la segunda persona más fácil de atraer y la persona que aún no te ha comprado es la más difícil para conseguir una venta.

Aún así, quiero aclarar que esto no significa que no debas implementar estrategias para captar nuevos clientes.

¿Has pensado en algunos errores del marketing mas que quieras aportar? Anímate a dejar tu comentario.

A LO MEJOR TAMBIÉN TE INTERESA ESTO: