Saltar al contenido

3 Fases del marketing online que debes implementar en tu negocio

fases del marketing en internet

Implementar y conocer las principales fases del marketing online, es lo que va a hacer posible que puedas materializar los objetivos que te has propuesto para hacer crecer tu negocio en Internet.

De un tiempo a esta parte, el mundo del marketing ha evolucionado mucho.

El marketing que de hoy, es muy distinto al de hace 20 o 30 años, especialmente el marketing en Intenet.

Las viejas técnicas que se centraban en “bombardear” a los clientes potenciales con las cualidades de los productos ya no funcionan.

Al público de Internet no le gusta que le vendan.

Si quieres que compren tus productos o tus servicios, tendrás que darles valor agregado.

¿Y qué es el valor agregado?

Es el contenido o información de valor que das a las personas sin pedirles nada a cambio.

Gracias a ese contenido de valor, te ganas su confianza y gracias a que te ganas su confianza, puedes vender.

El siguiente paso, es conocer los distintos pasos y etapas que se deben dar, para convertir a una persona que entra por primera vez en tu web, en un cliente que te pueda comprar una y otra vez.

Una vez conoces las fases del marketing ya puedes crear un plan de marketing digital.

Un momento, ¿qué es el marketing?

Hasta ahora he hablado de la importancia de las fases del marketing pero no he hablado del término principal de este artículo: el marketing.

Para hablar de las etapas del marketing, lo primero que se debe tener claro, es que significa excactamente el término marketing.

En Internet te vas a encontrar con muchas definiciones.

Cada marketer lo puede definir de distintas maneras pero el significado es el mismo para todos ellos.

Una forma sencilla de definir marketing, serían las distintas acciones que se usan para hacer que una persona te compre de forma natural sin la necesidad que le tengas que forzar.

En el caso concreto que nos ocupa, el del marketing online, se podría definir como el proceso con el que conviertes a un desconocido que entra en tu página web, en alguien que confía en ti.

Esa persona termina convirtiéndose en un cliente satisfecho porque eres capaz de solucionarle una determinada necesidad.

Ahora que ya tienes una idea de qué es el marketing, empecemos a analizar las 4 fases del marketing digital.

Conocerlas, es lo que te va a llevar desde el punto en el que estás ahora, a las metas que quieres conseguir.

Fases del marketing digital

1 – Fase de Prospección

La prospección es la fase inicial.

La fase de prospección recopila información e implementa estrategias para captar a personas que tienen el perfil adecuado para convertirse en los consumidores de tus productos y servicios.

Se trata de segmentar o de elegir a tu público, para trabajar con un grupo que tiene el potencial suficiente para convertirse en uno de tus clientes.

En la prospección puedes trabajar con distintas herramientas como tu blog, el email marketing o las redes sociales.

Para desarrollar correctamente esta etapa, es importante que tengas lo siguiente en cuenta:

1.1 Conoce bien a tu público objetivo

Si no conoces bien a tu público objetivo o a tu cliente ideal, tu plan de marketing va a cojear desde el primer día.

Te pondré un ejemplo.

Si tienes una tienda de relojes de lujo y a la hora de prospectar clientes te diriges a personas que no tienen el interés o los recursos económicos para comprar estos productos, lo mas seguro es que no vendas muchos relojes.

Para que la cosa fuese bien, por ejemplo, tendrías que hacer campañas en Facebook Ads segmentando a personas interesadas en cosas como la moda, los viajes y todo lo relacionado con los estilos de vida afines a tu producto.

En tu blog también tendrías que elegir las palabras claves adecuadas para atraer a ese público.

Si utilizarás el email marketing tendrías que aportar información de valor que le gustase a las personas a las que les gustan los relojes de lujo…

En la fase de prospección no se trata de vender a todo el mundo, sino de seleccionar y atraer al tipo de persona que quieres atraer, para ofrecerle aquello que necesita.

Antes de dar el primer paso, prospecta bien.

1.2 Soluciona problemas

Como dije anteriormente, en el marketing en Internet, no funciona lo de perseguir clientes o tratar de vender a toda costa.

Tampoco funciona hablar de forma machacona de lo buena que es tu oferta.

Una cosa de la que a veces no somos conscientes, es que cuando las personas entran en Google e introducen un término de búsqueda, en realidad lo que están tratando de hacer es solucionar un problema.

Es igual que busquen información sobre el último modelo de iPhone, como pueden perder 20 Kg o como pueden generar nuevos ingresos.

Al final lo que están haciendo es una consulta para obtener una información que les pueda ayudar.

Si haces una búsqueda en Google y lo que recibes de vuelta es a alguien que solo te quiere vender, probablemente buscarás ayuda en otra parte.

Por eso cuando escribas en tu blog o hagas una campaña, tu actitud debe ser el de una especie de consultor que soluciona problemas.

Esto es lo que mejor funciona para crear un vínculo de confianza con la persona que en un futuro puede ser tu cliente.

1.3 Analiza a la competencia

Una de las cosas más importantes del marketing de Internet, es aportar valor a las personas que te visitan.

Esto se consigue dando información útil y valiosa.

Pero también es importante destacarse de la competencia, para no estar ofreciendo exactamente lo mismo que están ofreciendo todos los demás.

Es importante que lo que hagas, lo hagas de una forma un poco distinta a tu competencia.

Diferenciarse no es tan difícil , puede ser la forma en la que te diriges a los lectores de tu blog.

Te puedes diferenciar a través de tu atención al cliente, con el diseño de tu web o explotando un nicho con pocos competidores.

Las opciones son variadas a la hora de diferenciarse.

Para ser este valor diferencial, tienes que estar al tanto de lo que están haciendo tus competidores.

Puedes averiguar el tipo de palabras clave que están explotando en su web (hay herramientas para ello).

También puedes ver cuales son las últimas tendencias de diseño web en tu sector o ver cuales son los contenidos que se están viralizando en las redes sociales.

En resumen, no se trata de trazar un plan de marketing online y “vendarse los ojos” ante lo que está sucediendo a tu alrededor.

Siempre hay que estar atento en Internet, para ver lo que está sucediendo en tu sector.

2 – Fase de Conversión

Esta es una de las fases del marketing online más importante, porque implica que la persona tiene un interés real en tu producto, tu servicio, tu marca o tu negocio.

Esto se traduce en que ese interés se transforma en la adquisición de aquello que estás ofreciendo.

Para llegar a la fase de conversión necesitas tener en cuenta lo siguiente:

2.1 Utiliza herramientas que te ayuden a crecer

Una de las mejores cosas del marketing online, es que pone a tu disposición un buen número de herramientas para que las utilices en las distintas etapas del plan de marketing digital.

Por eso los emprendedores tienen que apalancarse en estas tecnologías para escalar los resultados.

Alguna de estas herramientas son la publicidad online, los blogs, los webinars, las redes sociales o el email marketing.

Estas herramientas van a ayudar a tu negocio a tener más visibilidad.

2.2 Haz seguimiento

Algunas personas piensan que cuando vendes al cliente el trabajo concluye.

Pero esta es una mala estrategia, porque así no estás promoviendo tu marca personal y estás abocado a conseguir solo clientes ocasionales.

La implementación de las distintas fases del marketing online, tienen como objeto conseguir una buena reputación de tu negocio en Internet.

Si quieres incrementar tu reputación online, tendrás que hacer seguimiento de tus clientes.

Para ello, puedes hacer cosas como pedir a tus clientes que se suscriban a tu newsletter para enviarles información valiosa de forma periódica o pedirles que se suscriban a tus redes sociales.

3 – Fase de Fidelización

¿Sabías que es más fácil vender a un cliente al que ya le has vendido que hacer uno nuevo?

Por eso es entre las fases del marketing online, esta es una de las más destacadas.

La fase de fidelización es un reto, pero te va a permitir tener un cliente que te comprará una y otra vez, porque está satisfecho con lo que le estás ofreciendo.

La fidelización implica que has hecho un buen trabajo en las dos fases anteriores del marketing online, la prospección y la conversión.

Para conseguir ese valioso cliente que te compra una y otra vez, tendrás que tener en cuenta lo siguiente:

3.1 Da una buena atención al cliente

Si prestas una buena atención al cliente, vas a aumentar el grado de satisfacción.

Esta es la principal razón por la que si tu cliente queda satisfecho, acudirá a ti la próxima vez que te necesite.

Para conseguir esto, es importante prestar atención a los detalles y ser amable y profesional.

El principal objetivo siempre debe ser resolver el problema o la necesidad del cliente.

Todo esto va a aumentar tu reputación, por lo que es posible que este cliente hable bien de ti a otras personas.

Ese cliente se puede convertir en tu mejor publicista, porque traerá personas recomendadas a tu negocio.

3.2 Ofrece valor añadido

El valor añadido es todo aquello que das a tus clientes de forma gratuita.

Pueden ser servicios extra, atención personalizada o una información relevante especialmente creada para él.

Ese valor agregado, también puede reflejarse en el servicio de atención al cliente y en todos aquellos servicios que mejoren la experiencia de usuario y la percepción satisfactoria de los servicios por parte de tu cliente.

El valor añadido o valor agregado siempre es gratis.

4 – Fase de Optimización

Llegamos a la última de las fases del marketing online.

La optimización es uno de los rasgos diferenciales del marketing digital con respecto al marketing tradicional.

La optimización se traduce en las grandes posibilidades que ofrece el marketing en Internet para medir los resultados de forma eficiente.

Te permite saber si la estructura de tu plan de marketing está funcionando y tener un control total de tu plan de marketing.

Gracias a la fase de optimización, puedes analizar tu estrategia, descartar lo que no esta funcionando, sacar conclusiones e implementar nuevas estrategias en base a los datos que tienes a tu disposición.

Así puedes dejar de emplear tiempo y recursos en cosas que no están funcionan.

No hay nada que no puedas medir en el marketing en Internet.

Las visitas a tu web, la calidad de tus enlaces, las campañas en redes sociales, los registros, el número de emails que han abierto tus suscriptores etc, etc.

Si quieres saber más sobre como medir el marketing digital, puedes leer este interesante artículo en Semrush.com.

Resumiendo, la mejor forma de medir los avances de tu negocio en Internet, es haciendo métricas de los resultados.

Espero haberte ayudado a conocer las principales fases del marketing online, tenlas siempre presentes en la estrategia de crecimiento de tu negocio en Internet.

¿Estás teniendo en cuenta las fases del marketing en tu negocio online?

A LO MEJOR TAMBIÉN TE INTERESA ESTO: