Saltar al contenido

Por qué las páginas freelance no siempre son la mejor opción para tu negocio

Tienes un negocio, buscas personas cualificadas que te ayuden en el marketing online.

Algunos te dirán que las mejores páginas freelance como Workana, Freelancer o Fiverr, son una buena opción para encontrar lo que necesitas (un redactor, un experto en SEO, un administrador de redes sociales…)

Otros te desaconsejarán que las uses.

La web está llena de opiniones.

Cada uno tiene la suya, pero esto no te ayuda a tomar una decisión.

Elegir a la persona adecuada para la ejecución de tu proyecto, puede convertirse en una decisión complicada.

Es lógico que te hagas preguntas como:

  • ¿Son confiables estos sitios?
  • ¿Voy a encontrar a los mejores candidatos para el trabajo?
  • ¿Como funcionan estas plataformas realmente?
  • ¿Es oro todo lo que reluce?

En este artículo te voy a dar mi opinión sobre las páginas para trabajadores freelance.

Así podrás contar con la mayor cantidad de información posible para tomar tu decisión.

Las webs para freelancers compiten por precio

Una de las cosas que más critico de las plataformas para trabajar como freelance como Workana, Freelancer y también otras como Nubelo, Fiverr o Flexjobs, etcétera, es que crean un sistema en el que se incentiva a los usuarios para que compitan por precio.

Me explico.

Si tu quieres por ejemplo contratar a un escritor de contenidos web o a un administrador de redes sociales, Workana, Freelancer o la plataforma que sea, va a presentar tu oferta a los usuarios.

Te vas a encontrar a 5, 10 o 20 personas que en la mayoría de los casos, van a luchar entre sí en una “puja infernal”, por ver quién hace la oferta más barata.

Aunque seas un negocio o una empresa seria que quiere contratar a un buen profesional, la propia dinámica de estos sitios, te va a llevar a tratar de buscar el mejor precio posible pensando que elijes lo mejor.

Lo malo es que así no vas a tener la posibilidad de saber a quien estás “fichando” realmente.

Además, como bien sabes, los productos que compiten por precio, ofrecen menos garantías que los que no lo hacen.

En estas plataformas de trabajo freelance, la propuesta de valor no se basa en criterios de calidad, en este caso la propuesta de valor es “yo te lo puedo hacer más barato que mi competidor…”.

Esta competición es malsana.

Cuando vas a una tienda y quieres comprar algo que te gusta y con lo que te quieres ver bien, ¿Le dices al dependiente que te enseñe lo más barato que tenga?

Yo no.

En las webs freelance verificar la mejor opción no siempre es fácil

Habrá quien te diga que las plataformas para trabajo freelance, cuentan con un sistema de puntos que te permite localizar a los mejores candidatos.

Yo te digo que esto solo es verdad a medias.

La mayoría de las personas que cuentan con estrellitas, medallas y puntuaciones por el estilo en estos sitios, es porque llevan muchos años trabajando en la plataforma en cuestión.

Esta es la principal razón de su estatus.

No hay nada que te garantice que alguien sin ninguna puntuación, sea un profesional mucho más cualificado que el que tiene un montón de medallas en la pechera.

En serio, sé de lo que hablo.

Antes de decidirme a crear este sitio para ofrecer mis servicios, estuve trabajando para una de estas plataformas.

No te voy a decir el nombre, solo diré que cerró hace unos tres años sin previo aviso, que dejó colgada a mucha gente y que hubo algunos problemas…

Pero bueno esa es otra historia…

El caso es que pese a que después de trabajar mucho, conseguí tener una cartera interesante de clientes, nunca pude competir de tú a tú con las personas que tenían mas antigüedad.

Casualmente, siempre eran los mismos, los que se llevaban los trabajos más lucrativos.

Lo que quiero decir con esto, es que los sistemas de verificación de los que presumen estas plataformas, no son demasiado orientativos.

No te garantizan que vayas a acceder a la persona más adecuada para tu proyecto.

Las marketplaces retienen un porcentaje a los trabajadores freelance

Y me dirás “¿Y a mi qué? Eso no me afecta en absoluto”.

Créeme, si te afecta. Al menos en parte.

Las páginas freelance que se dedican a actuar como vínculo entre ofertantes y demandantes, se llevan un porcentaje de los primeros por cada uno de los trabajos.

Este porcentaje, es dinero que descuentan las plataformas a los freelancers por el trabajo de mediación que hacen.

No me malinterpretes, es justo que estos sitios se lleven su parte por el trabajo que hacen.

No obstante, te aseguro que cualquiera de los trabajadores freelance preferiría cobrar el total de los emolumentos por su trabajo.

Por ello y sin dudar del gran trabajo que hacen muchos de ellos, el nivel de implicación y satisfacción siempre es mayor cuando sabes que vas a cobrar por el total del trabajo, sin que tengas que dar parte de tu esfuerzo a alguien.

No digo que pase siempre, pero por norma general, los freelancers que trabajan sin tener que pagar a las plataformas freelance, tienen un nivel de implicación mayor.

Esto se traduce en un nivel de calidad medio mejor.

En los sitios freelance la comunicación no es la mejor

Cualquier web para freelancers, limita bastante la comunicación entre los trabajadores y los contratantes.

El único canal de comunicación que puedes usar para comunicarte con la persona que has contratado es un chat.

De hecho pueden expulsarte si tratas de comunicarte a través del coreo personal o por otros medios externos, para hablar con tu cliente.

Si te paras a pensar, esto tiene todo el sentido.

Las mejores páginas freelance como Workana, Freelancer, Nubelo, Malt, etcétera, tienen que proteger sus intereses evitando que los clientes hagan el trabajo por su cuenta.

Su modelo de negocio consiste en “atrapar” a los freelancers y a las personas que buscan sus servicios, dentro de su plataforma.

Hay ciertos proyectos que pueden exigir una comunicación más fluida o una conexión por Skype en un momento dado.

Por ello el feedback en estos sitios no es el mejor.

Conclusiones sobre los portales freelance

Este artículo no pretende ser una crítica generalizada a las páginas freelance.

Tan solo trato de darte una visión más completa de ciertas limitaciones que tienen estos sitios.

Eso sí, no niego que las marketplaces de trabajo freelance tengan su función y su espacio en el mercado.

Puede resultar útil para trabajadores freelance que no tienen un sitio web donde demostrar su valía y su nivel de conocimientos, a personas interesadas en contratar sus servicios.

Si para ti no es importante el hecho de no tener un trato más directo con las personas que se van a encargar de tu proyecto o si no das demasiada importancia a conocer más a la persona que va a trabajar para ti, también te puede valer.

Por eso, considero que los trabajadores que tienen un sitio web, están mejor posicionados que las páginas freelance, a la hora de tener un trato más personalizado con los clientes.

En Marketing Virtual 360 podemos ayudarte.

¿Alguna vez has trabajado con páginas freelance? Coméntanos tu experiencia.