Saltar al contenido

Propuesta única de valor la clave del éxito en Internet

proposición única de valor

Seguro que cómo dueño de un sitio web que eres, deseas llegar a ese cliente ideal que se va a convertir en un consumidor fiel de tus productos y servicios.

Ofrecer una propuesta única de valor, es algo que te va a ayudar a conseguirlo.

Como ya sabes, la competencia en Internet es muy dura.

No es suficiente con que tengas unos productos excelentes.

Además vas a necesitar convencer a las personas para que te compren a ti en lugar de a la competencia.

Desconozco cual es el nicho de tu web.

Lo que si sé, es que sea cual sea tu temática, vas a tener competidores tratando de luchar por el mismo tipo de clientes que quieres conseguir.

Si quieres llamar la atención de tus clientes, para que te elijan a ti y no a otro, saber que es una propuesta única de valor y saber implementarla en tu estrategia de marketing, es algo que te va a ayudar a conseguir tus objetivos.

Vale.

Pero, ¿qué es una propuesta única de valor?

Podríamos definir este término como todo aquello que te hace único frente a tu competencia.

También se podría definir como una propuesta que ofrece algo que solo tu eres capaz de proporcionar.

Hay mucha gente que piensa que está ofreciendo una propuesta única de valor cuando en realidad no es así.

En el post de hoy, vas a conocer todas las claves para poder destacarte por encima de la competencia en tu sector creando un mensaje único.

Lo primero: tu propuesta de valor no es única si solo expones tus habilidades

Pongamos por caso que tienes un blog donde vendes tus conocimientos y habilidades como escritor de contenidos web.

Para llamar la atención de las personas interesadas en contratar tus servicios, en tu lema escribes «Juan Martínez, experto en redacción de contenidos».

En este caso, no estaríamos ante una verdadera propuesta de valor, porque en tu mensaje, realmente no estás ofreciendo nada diferente a lo que está ofreciendo tu competencia.

Con tu slogan, no estás justificando que el lector se detenga en tu blog, en lugar de acudir a otros sitios donde se tratan temáticas similares.

La pregunta que te deberías hacer es la siguiente:

¿Qué de lo que estoy ofreciendo me hace único frente a la mayoría de los blogs dentro de mi temática?

Para responder a esta pregunta y no ser uno más del rebaño, tienes que definir dos cuestiones: a quién te vas a dirigir y cuales son las necesidades de tu público.

Definir tu perfil de clientes

Algunos dueños de sitios web que quieren vender sus productos y servicios en Internet, piensan que dirigiéndose a un público generalista, van a tener más clientes.

Lo cierto es que es justo lo contrario, cuanto más amplio sea el público al que te diriges, menos vas a vender.

Por tanto, si tu objetivo es llegar a más clientes, especialízate.

Tu blog puede ser “un blog para agencias de marketing que necesiten contenidos especializados”, “un blog para veganos” o “un blog especializado en pájaros exóticos”.

Tienes que acotar el mercado.

En este caso, menos es más.

Definir el problema que vas a resolver

Establecer el tipo de clientes a los que vas a ofrecer tu oferta es importante.

Pero es igual de importante, el hecho de que definas el tipo de problema o preocupación al que quieres dar respuesta.

Todas las personas que hacemos búsquedas en Internet, buscamos resolver problemas específicos.

Puede ser una información relevante, una duda, una preocupación o la ayuda necesaria para resolver un problema.

Cuanto más seas capaz de describir claramente que es lo que puedes hacer por la persona que visita tu web, más posibilidades va a tener de ofrecer una solución con tus productos y servicios.

Pero eso no quita que puedas especializarte dando respuesta a problemas diferentes.

Claves para aportar un valor único a tus lectores

1 – Explota tu personalidad

Cuando te comunicas con tus lectores, no estás hablando un un robot o con un “ser inanimado”.

El objeto de tus artículos son tus lectores.

Ellos tienen cara y ojos.

Por eso, parte de tu propuesta única de valor, consiste en mostrar tu propia personalidad en todos y cada uno de los contenidos de tu página web.

No escondas tu forma de ser.

Explota tus dotes comunicativas, si la situación lo pide, usa el sentido del humor.

Tampoco tengas miedo de ser crítico o a dejar clara de opinión, eso sí siempre respetando a los demás.

En resumen, dejar tu personalidad en los textos, te va a hacer más reconocible para tus lectores.

Escribiendo con personalidad, ten por seguro que los usuarios te van a elegir por delante de la competencia, cuando tengan que hacer una consulta.

2 – Utiliza un lenguaje adecuado para tu audiencia

Te lo creas o no, dependiendo de como uses el lenguaje, vas a vender más o menos en Internet.

El estilo de tu escritura, marca la diferencia si tienes el propósito de convertir clientes.

Lo primero que hay que decir en este tema, es que nadie entra en Internet para “leer una novela”.

Los usuarios que buscan información en Internet, quieren alguien que “suene como un humano”, quieren alguien que se dirija a ellos de la forma más natural posible.

Por eso, hay que huir de las frases largas y elaboradas.

Tampoco hay que utilizar un lenguaje demasiado técnico.

Cuando un lector entra en tu página web para encontrar la respuesta a un problema o a una duda, debe irse con la sensación de que la explicación se la ha dado un amigo, no un académico.

No se trata de parecer un profesional, se trata de sonar auténtico.

3 – Si no te diferencias no ganas (o ganas menos)

Si quieres diferenciarte de tus competidores, hay una cosa que hay que tener muy clara.

Todo lo que haces y todo lo que sabes, no va a ser suficiente para que le puedas vender a las personas.

Los usuarios que hacen búsquedas en Internet, están cansados de ver páginas con las que no establecen ningún tipo de conexión, porque los textos no son capaces de despertar ninguna emoción.

Aunque te pueda parecer sorprendente, tu nivel de ventas tiene mucho que ver con el nivel de tus dotes comunicativas.

Obviamente, por mucha emoción que transmitas, no vas a ser capaz de vender si no sabes de lo que hablas.

Pero si además de tener conocimientos, sabes de lo que hablas y eres capaz de involucrar a las personas que te visiten, vas a ganar puntos con ellos.

Si tienes conocimientos y transmites pasión ¿por qué van a acudir a otros sitios para obtener información?.

Llegados a este punto la PUV eres tu mismo, lo que sabes, lo que haces y como lo haces.

Si no te diferencias, si vendes, solo podrás hacerlo por el precio más barato.

Tu propuesta única de valor es lo que te va a permitir vender más y vender mejor a los usuarios interesados en tu nicho de mercado.

¿Cuál es la propuesta única de valor de tu negocio en Internet? Participa.