Saltar al contenido

Cómo hacer un buen mantenimiento de páginas web

Hacer un buen mantenimiento de las páginas web es fundamental para el crecimiento de tu proyecto en Internet.

No se trata solo de que elijas buenos servicios de hosting, diseñes tu sitio web, instales unos cuantos plugins y escribas de vez en cuando algunos contenidos para tu blog.

Todo esto está muy bien, pero es imprescindible que monitorees la web periódicamente, por ejemplo una vez al mes.

Si tienes los conocimientos necesarios para hacer mantenimiento de tu web puedes hacerlo tu mismo.

En caso contrario, puedes delegar los servicios de mantenimiento de páginas web a una agencia o a un especialista en marketing digital.

En este artículo, vas a descubrir conceptos y acciones que deberías tener en cuenta para mejorar tu página web.

Si quieres saber más sobre este tema, te invito a leer este contenido.

4 Factores que debes tener en cuenta para el mantenimiento de tu página

Toma nota porque tener en cuenta estos factores te va a ayudar a enfocarte en las acciones que debes realizar.

En primer lugar, hay que ser consciente de que sitio web es como un atleta olímpico o como un coche de carreras.

Es necesario hacer ajustes para que puedas ser capaz de competir con otras páginas en las mejores condiciones posibles.

Para hacer ajustes, lo primero es analizar que está pasando, tienes que analizar los resultados que estás obteniendo.

Obviamente si acabas de crear tu sitio no vas a tener muchos datos que analizar.

Aún así es importante que tengas la costumbre de medir, ya que solo es posible mejorar aquello que se puede medir.

Puedes empezar a hacer medición de resultados pasado un mes desde el inicio de tu proyecto, a partir de ahí deberías medir mes a mes.

En la fase de análisis para hacer un buen mantenimiento de páginas web, hay que tener en cuenta lo siguiente:

1 – Contenidos

Lo primero que te deberías preguntar, es si lo que estás publicando en tu blog coincide con lo que la gente está buscando en a Google.

Es importante estar al día porque la forma de buscar contenidos hoy no es igual a la de hace 10 años.

Google es hoy un motor de búsqueda más inteligente e intuitivo.

Por ejemplo, las búsquedas por voz han ido creciendo año a año, cada vez los usuarios hablan más a Google como si fuera una persona…

Estas y otras cuestiones hay que tenerlas en cuenta a la hora de implementar tu estrategia de contenidos.

Por eso hay que ser dinámico, ser consciente de que las cosas cambian.

Existen distintas herramientas de búsquedas de palabras clave con las que puedes analizar cuales son las palabras clave más rentables y cual es la tendencia de búsqueda de una keyword como por ejemplo Google Trends.

2 – Posición en Google

Sin duda una de las tareas imprescindibles en el mantenimiento web, consiste en comprobar periódicamente en que posición se encuentran tus contenidos en el índice de Google.

Si no compruebas tu posición en el ranking, no vas a saber si las acciones que estás llevando a cabo están funcionando.

Por ello se trata de un trabajo básico que se tiene que hacer sí o sí.

Un apunte, hay dos cosas por las que no te recomiendo comprobar manualmente tu posición en Google:

  • Puedes ser tedioso: Esto puede ser una locura sobre todo si tus contenidos no se encuentran en las primeras páginas.
  • No es muy fiable: Si haces esta búsqueda desde tu navegador, los resultados no van a ser objetivos, el navegador que utilizas tiene información sobre ti y lo mas seguro es que de una posición a tu contenido mucho mejor que la real.

Lo mejor es olvidarse de la búsqueda manual.

Te recomiendo este artículo donde podrás descubrir 13 herramientas para monitorizar tu posición en Google.

3 – Competencia

Una cosa que hay que tener presente cuando se hace mantenimiento de páginas web, es el hecho de que en Internet no estás solo, hay mucha gente compitiendo con tu empresa o con tu negocio.

Por eso te conviene saber que es lo que están haciendo.

Una estrategia inteligente y efectiva, es que te hagas un listado sobre cuales son los referentes dentro de tu nicho, especialidad o industria para “espiar” que es lo que están haciendo con los contenidos de su web.

No se debe copiar, hay que adaptar a tu sitio las estrategias que les están funcionando a tus competidores.

4 – Porcentaje de rebote

Uno de los mayores problemas que tienen las webs es la tasa de rebote.

O sea, un usuario ha introducido un término de búsqueda en google, ha aterrizado en tu página y se ha ido a los pocos segundos porque no se ha encontrado lo que esperaba.

Esto es algo que hay que vigilar.

Para evitar que tu visitante huya porque no le gusta lo que ha encontrado, cuando hagas mantenimiento comprueba si has utilizado las keywords adecuadas o si el título es el correcto.

Reescribir o modificar el contenido en base a los datos obtenidos de la tasa de rebote, es algo que va a ayudar a mejorar la visibilidad de los artículos de tu blog.

6 Cosas que tienes que hacer para mantener tu web en todo lo alto

Ahora vamos a analizar algunas acciones y herramientas de marketing que te conviene utilizar de vez en cuando para que tu sitio web “vaya como un tiro”.

1 – Mantenimiento técnico de páginas web

El mantenimiento técnico de las páginas web, se centra en las distintas partes de tu sitio que van a ir cambiando.

Por ejemplo el hecho de actualizar WordPress y sus plugins, si estás usando este CMS.

Estas son tareas que no se pueden dejar de lado porque sino corres el riesgo de tener fallos de seguridad en tu web.

También es imporante que tengas cierta comunicación con tu proveedor de hosting, ya que pueden pasar cosas como que fallen algunas secciones de tu sitio, que entre un virus o que caiga el servidor.

En definitiva, tienes que asegurarte de que las personas que entren en las distintas secciones de tu web, no se encuentren con ningún error.

Lo más positivo del mantenimiento técnico, es que vas a poder centrarte en el desarrollo de las acciones de marketing, porque tienes la seguridad de que tu página funciona como debe.

2 – SEO

Si quieres posicionar esos contenidos que has creado con tanto esmero, no te va a quedar mas remedio que hacer SEO de calidad.

Las implementación de técnicas SEO (posicionamiento en buscadores), hace posible que tus contenidos puedan estar por delante de los de tu competencia en Google.

De nada vale que tengas un sitio web espectacular si casi nadie lee tus contenidos.

Esto no te va a traer clientes.

Está muy bien que segmentes bien a tu audiencia y que tus contenidos sean de calidad.

Eso sí, tienes que optimizar tus contenidos, porque es la forma que tiene de Google de posicionarte.

En el SEO todo es cuestión de formarse o de delegar en personas que sepan lo que hacen.

Como seguramente sabes (y si no te lo digo), Marketing Virtual 360 cuenta con un montón de contenidos sobre posicionamiento en buscadores donde puedes encontrar información valiosa sobre este tema.

En relación al posicionamiento web, hay que ser consciente en todo momento que es un mundo cambiante y dinámico.

Por eso hay que estar al día sobre los parámetros que tiene en cuenta Google a la hora de posicionar los contenidos.

No me voy a extender demasiado en esta tema porque es muy denso.

Lo que si voy a hacer, es dejarte un breve listado sobre los puntos más importantes del mantenimiento de páginas web para SEO:

  • Optimización de estructura y URL.
  • Búsqueda y creación de enlaces hacia tu sitio.
  • Optimización de código.
  • Velocidad de la página web.

3 – Inbound marketing

Básicamente el Inbound Marketing consiste en crear contenido de valor dirigido a una audiencia interesada en un determinado tema, para que sean las personas las que te busquen a ti en lugar de que tu las busques a ellas.

El desarrollo del comercio y del marketing en Internet, ha cambiado la relación entre las empresas y los clientes.

En el marketing tradicional, son las empresas las que persiguen a los clientes con técnicas de marketing que se podán considerar como agresivas.

En este caso, es una comunicación que va de la empresa al cliente.

El Inbound marketing pone el foco en ofrecer contenidos interesantes que atraigan a la gente.

Esto permite formar o informar a esas personas sobre un determinado tema a través de un post, de tutoriales, guías, e-books, etcétera.

Las 3 fases por las que pasan los clientes objetivos en el Inbound Marketing son:

  • Leads: Son las personas que ya están metidas en “tu rueda de marketing” porque están leyendo tus contenidos con cierta frecuencia.
  • Clientes: Las personas que leen tus contenidos van aumentando su confianza en ti porque les estás aportando valor, esto genera la suficiente confianza para que hagan clic en el botón de compra.
  • Fidelización: Un cliente satisfecho es un cliente al que le puedes vender más productos, además esta persona se convierte en tu mejor aliado porque te puede recomendar a otras personas.

4 – Email Marketing

Para ampliar tu base de clientes potenciales es importante que puedas apoyarte en el email marketing para ampliar tu base datos.

El email marketing es una herramienta muy efectiva para fidelizar y para generar nuevos leads.

Cuando un suscriptor te deja su correo en el formulario de suscripción, te da la oportunidad de utilizar un canal de comunicación muy personal con el que puedes hacerle llegar información interesante.

Pero ¡ojo!

La suscripción tiene que ser siempre voluntaria, no vale eso de recopilar listas de correo y enviar correos a “diestro y siniestro”.

Eso no es hacer email marketing, eso es hacer spam.

Cuando haces spam, estás perjudicando gravemente a la reputación de tu negocio, porque estás enviando una información que no te han solicitado previamente.

Otra cosa que hay que valorar es la frecuencia de publicación.

No hay que ser pesado, tiene que transcurrir un tiempo razonable entre cada email.

También es importante que el formulario de suscripción esté bien visible y que ofrezcas algo de valor como un ebook o un reporte para que la gente se suscriba.

5 – Desarrollo continuo

Una vez te has asegurado de tener la costumbre de hacer un trabajo de mantenimiento técnico de tu página web todos los meses, entonces ya puedes dedicar tiempo al desarrollo continuo de la página.

El desarrollo continuo de tu página web, te va a permitir crear contenidos enfocados a una audiencia que cuenta con las características y el potencial suficiente para ser tu cliente.

La mejor forma de ampliar tu base de prospectos y clientes. es con cosas como el marketing de contenidos y el marketing en redes sociales.

Una cosa que hay que tener en cuenta, es que los contenidos y el aspecto de tu web puede ir cambiando en función de lo que te demande la audiencia.

Son muchas las cosas que te puede interesar modificar.

Tal vez tu diseño esté anticuado o puede que necesitas hacer cosas como hacer una auditoria SEO…

También es posible que tengas que reescribir algunos contenidos, enfocarte en un tipo de clientes distinto o añadir nuevas funcionalidades.

Lo que te permite el desarrollo continuo, es hacer cambios en función de las nuevas necesidades que vayan surgiendo.

Además de hacer mantenimiento técnico de tu página web, es conveniente que te tomes unas horas al mes para analizar que cambios necesitarías hacer en tu estrategia si fuese necesario.

6 – Presencia en redes sociales

Hoy en día cualquier página web que pretenda llegar al siguiente nivel, debe tener una presencia importante en el Social Media.

Las redes sociales son un medio excelente para que puedas conseguir lectores para tu web, nuevos suscriptores y nuevos clientes.

Facebook y Twitter son las redes sociales más generalistas.

Pero en función de tu tipo de negocio o de tus necesidades, puedes tener presencia en otras redes como Linkedin, Instagram, Pinterest, etcétera…

También es positivo valorar el uso de publicidad en redes sociales.

Personalmente recomiendo Facebook Ads, ya que es increíble la capacidad que tiene de llegar a personas específicas interesadas en un determinado tema.

Con Facebook Ads vas a poder segmentar por sexo, edad, intereses, etcétera.

Hay gente que se obsesiona mucho con los anuncios de conversión en Facebook, cuando está demostrado que los anuncios en los que promocionas contenidos, ayudan a crear una relación a largo plazo.

Otro apunte importante, es que puedes tener presencia en una o más redes sociales para dar más visibilidad a tu marca.

Todo va a depender de los recursos o del tiempo con el que cuentes para atender los perfiles sociales de tu negocio de forma profesional.

Estas son algunas recomendaciones básicas que debes implementar en el perfil social de tu empresa:

  • Haz todo lo posible para promover tu imagen de marca.
  • Adapta tu lenguaje a la red social en cuestión.
  • Utiliza imágenes sin derechos de autor.
  • Usa un tono informal.
  • Transmite autenticidad.

¿Cada cuanto tiempo estás haciendo el mantenimiento de tu página web? Coméntanos y comparte tu experiencia.