Saltar al contenido

Cómo mejorar la velocidad de WordPress

¿Cómo puedo mejorar la velocidad de carga de de mi web en WordPress?

Esta es una de las preguntas que con más frecuencia se hacen los usuarios de este CMS.

Seguro que esto también es una obsesión para ti.

Como seguramente sabes, la velocidad de tu sitio web es importante a la hora de subir posiciones en Google.

Por esto, mejorar la velocidad de WordPress es un tema que no deberías tomar a la ligera.

Si estás un poco metido en el tema de WordPress, seguramente me dirás:

“Ok, para optimizar la velocidad de WordPress ya estoy utilizando un plugin como Autoptimize, o estoy usando otras opciones como PageSpeed Ninja o SG Optimizer“.

Esto está genial, sin duda estos plugins te van a ayudar.

Sin embargo, es importante empezar la casa por los cimientos.

Antes de utilizar estos plugins que te van a ayudar a mejorar la velocidad en WordPress, te aconsejo que aprendas a identificar los problemas que pueden estar enlenteciendo tu sitio web.

Esto precisamente, es lo que vas a poder descubrir en este artículo.

Si aplicas el contenido, verás como tu test de velocidad en WordPress a través de Google Page Speed o en GT Metrics, mejora de forma considerable.

5 Cosas que te están impidiendo aumentar la velocidad de carga de WordPress

Antes de meterme en faena, decirte que si tu propósito es que tu sitio vaya rápido, antes de instalar plugins que te ayuden a mejorar la rapidez web, lo primero que debes hacer es identificar los problemas uno a uno.

Una vez hayas identificado y arreglado esos problemas, entonces sí tiene sentido que instales los plugins antes mencionados y otros que te mostraré a lo largo del post.

Ahora si, vamos a identificar esos factores que debes tener en cuenta para aumentar la velocidad de tu sitio en WordPress.

1 – Alojamiento web

El hosting, el servidor o el alojamiento web, es una de las primeras cosas que debes tener en cuenta si quieres que tu sitio vaya rápido.

Este es un factor especialmente relevante cuando tienes un número considerable de visitas.

Para elegir un hosting, en la mayoría de las empresas de alojamiento web te vas a encontrar con estas tres opciones:

  • Hosting compartido: La opción más económica, aquí tu web está en la misma cesta que otros proyectos, por ello el rendimiento es menor, esto se nota especialmente cuando tu tráfico crece de forma considerable.
  • VPS: Se trata de una especie de partición virtual dentro de un servidor físico, estamos ante una opción bastante más avanzada que la anterior.
  • Servidor dedicado: Es sin duda la mejor opción en términos de rendimiento, lógicamente es la opción más cara.

Sea cual sea la opción que elijas, es importante que te fijes en los aspectos que cito a continuación, antes de contratar tu hosting:

  1. Es recomendable que soporte versiones de PHP nuevas como PHP 7.
  2. Te deben ofrecer el certificado SSL, ya que es fundamental tenerlo para hacer comercio electrónico y para mejorar posicionamiento web.
  3. La opción de discos duros SSD es importante, ya que se están convirtiendo en un estándar dentro del alojamiento web, esto sin duda suma.

Todo lo mencionado en este apartado, ayuda a mejorar la velocidad de carga de WordPress.

2 – La caché

Antes de analizar este apartado, vamos a definir qué es la caché.

La Wikipedia lo explica muy bien.

Textualemnete dice: “la caché, antememoria o memoria intermedia es un componete de hardware o software que guarda datos para que las solicitudes futuras puedan atender las peticiones más rápido”.

Gracias a la caché, cuando un visitante entra en tu web, no tiene que volver a descargarse todo de nuevo, cuando muchas de las cosas no han cambiado dentro de la página.

Con la caché se consiguen dos cosas:

  • Los tiempos de carga del sitio se van a reducir considerablemente.
  • El servidor no va a tener que trabajar tanto.

Puedes habilitar la caché de WordPress con los plugins WP Super Cache y el W3 Total Cache.

Pero mucho cuidado con lo que voy a decir.

Mucha gente baja alguno de estos plugins, pulsa todas las opciones “a lo loco”, sin pensar demasiado y creyendo que todo el trabajo esta hecho.

Piensan: “Me he bajado el plugin, lo he instalado, el ya sabrá lo que tiene que hacer”.

¡Error!

Hay que tener cuidado, va a ver cosas que te interese cachear pero probablemente va a haber otras que no te interese hacerlo.

Por ejemplo, si tienes una tienda online en la que hay actualizaciones constantes, tienes que ser selectivo a la hora de cachear.

Por eso debes tomarte un tiempo para tomar las decisiones correctas.

3 – Optimización del código

Aquí me estoy refiriendo sobre todo a los archivos Javascript y CSS.

Sobre este tema, lo ideal es comprimir al máximo para que todo ocupe el mínimo espacio posible.

Esa compresión va a ayudar sin duda a que tu página de WordPress vaya más rápido.

Para lograr esto lo tienes fácil.

Puedes instalar el plugin Fast Velocity Minify, este plugin te va a permitir la optimización tanto de los archivos CSS, como de los archivos Javascript.

Otra cosa que hay que considerar en este apartado, es que hay que tratar de que Javascript no bloquee la carga de tu página web.

Para conseguir este propósito, te recomiendo que instales el plugin gratuito Async Javascript que te permite cargar tu sitio de forma diferida para no perjudicar la velocidad de tu web.

En lo que respecta a este plugin, hay que vigilar la experiencia de usuario y ver como carga la página para ver si es necesario instalarlo o no.

Como puedes ver, es fácil optimizar Javascript y CSS en WordPress.

4 – Las imágenes

Vamos con el tema recurrente de las imágenes.

Como ya te he comentado en alguna entrada del blog, es muy importante que subas las imágenes correctas a tu web.

Por eso si quieres aumentar la velocidad de WordPress, este es un tema que tienes que tener en cuenta.

En este punto, lo más importante es que sepas que las imágenes que no están optimizadas y que ocupan demasiado espacio, son perjudiciales para tu posicionamiento.

Para evitar problemas, lo mejor es que subas imágenes con las mismas dimensiones que se van a mostrar en la página.

Te lo explicaré mejor.

Pongamos por caso que quieres subir a tu web una imagen con unas dimensiones de 300 x 300 px.

No tendría mucho sentido que subieses una imagen de 1.000 x 1.000, aunque puedas redimensionarla en WordPress.

Si eres usuario de WordPress, sabes que cuando subes una imagen, automaticamente la plataforma te genera tres tamaños, la miniatura, el tamaño medio y el grande.

No obstante, vuelvo a repetir, lo mejor que puedes hacer es elegir un tamaño ajustado a lo que se va a mostrar en la página en lugar de redimensionar en WordPress.

Puedes redimensionar externamente las imágenes con programas como Canva o Photoshop antes de subirlas.

También tienes la opción de hacerlo con plugins como Resize Image After Upload o Imsanity.

En cuanto a los formatos de imagen, los más recomendables son jpg y png, aunque hay que tener en cuenta que este último pese a que se ve muy bien, pierde calidad en la compresión.

Otra cosa interesante, es instalar el plugin Lazy Load, ya que hace que no se carge la imagen hasta que el usuario llega a ella.

De esta forma favoreces mucho la velocidad de carga.

5 – Los plugins

Está claro que estos pequeños programas son uno de los mejores colegas de todos los usuarios de WordPress, ya que facilitan un sinfín de tareas.

Sin embargo, también pueden convertirse en “auténticos cabroncetes”, porque cuando están activos, están cargando archivos y consumiendo recursos aunque visitemos una página que no los está usando.

Te lo voy a explicar de una forma más gráfica para que seas consciente de la dimensión de esto.

Conoces el pluging Contact Form 7, ¿verdad? el de los formularios de contacto.

Pues bién, cuando este plugin está activo, no solo se carga en la página de contacto donde lo hayas instalado.

Si vas al código, verás como el Contact Form 7, no solo va a aparecer en la sección donde lo hayas instalado.

Va a aparecer en todas tus páginas.

Esto no pasa solo con este plugin, pasa con todos los plugins.

Por el hecho de estar activos, todos ellos aparecen en todas y cada una de las secciones de tu sitio web.

¿Conclusión?

Un número exagerado de plugins, va a ser un obstáculo para mejorar la velocidad de WordPress.

Para evitar esto tienes dos soluciones:

Desactiva y elimina los plugins que no estés utilizando, es absurdo coleccionar plugins que no vas a usar, recuerda, consumen recursos.

La otra opción consiste en instalar el plugin Asset Cleanup: Page Speed Booster, con el que puedes hacer cosas como evitar que ciertos plugins se carguen en ciertas páginas.

Espero que este artículo te haya sido útil.

Te recomiendo que analices los parámetros descritos en el post para mejorar la velocidad de tu página en WordPress.

¿Qué acciones has empezado a implementar para aumentar la velocidad de carga de WordPress?