Saltar al contenido

¿Qué son las directrices de calidad de Google?

directrices de google

Directrices de calidad de Google ¿Y eso que es?.

Pues es algo que debes considerar si quieres que tu web suba en el ranking.

Cada nueva actualización de Google, hace especial énfasis en mejorar la experiencia de usuario.

Buena prueba de esto son los algoritmos Google Panda, Google Penguin o Google Bert.

Uno de los aspectos que más valora el buscador para lograr este objetivo, es la calidad de los contenidos de tu blog, pero no es el único factor que se tiene en cuenta para dar autoridad a tu sitio web.

Cada persona tiene su propia idea de lo que significa un contenido o una web de calidad.

Sin embargo no importa lo que tú, yo o el vecino pensemos al respecto.

En lo referente a la relevancia de tu sitio y de sus contenidos, el único criterio válido es el de Google.

Cierto, la optimización de los contenidos (SEO), es uno de los criterios que utiliza Google para dar visibilidad a tus contenidos.

Pero además del SEO, se valoran otros criterios para establecer que es y que no es un contenido de calidad.

Esos criterios los establecen las directrices de calidad de Google.

¿Quieres saber en qué consisten?

Entonces debes seguir leyendo.

¿En que consisten las directrices de Google que evalúan la calidad de tu web?

Existen una serie de directrices técnicas de Google, destinadas a proporcionar a los usuarios los mejores contenidos.

Para conseguir esto, Google castiga algunas prácticas, como por ejemplo el contenido duplicado, los contenidos generados de forma automática, los textos y enlaces ocultos, la sobre-optimización de palabras clave o el spam.

Las directrices de calidad de Google, tienen en cuenta todo lo dicho anteriormente, para determinar si una página cumple sus estándares de calidad.

Pero además de esto, los criterios de calidad, valoran otros aspectos más subjetivos.

En este sentido, Google actúa como una especie de “Gran Hermano”, que te investiga para saber “si eres de fiar”.

Cuando Google hace una auditoría de tu sitio web, no solo tiene en cuenta el SEO, también se hace una serie de preguntas en relación a ti y a tu web como por ejemplo:

  • Que es lo que la gente opina de ti.
  • Cual es tu nivel de conocimiento sobre lo que estás contando en tu web.
  • Tu nivel de transparencia a la hora de dar información.
  • El grado de confianza que eres capaz de transmitir.
  • Calidad de tu servicio de atención al cliente.
  • Seguridad en las transacciones económicas.
  • Que el propósito de tu web sea claro.
  • Se valora mucho que el sitio no tenga errores técnicos.
  • También miran si tu único objetivo es vender, o si tu principal motivación es aportar valor.

Te lo creas o no, Google cuenta con profesionales que no son robots, que se dedican a evaluar estas cosas en tu sitio web.

¿Quiénes son los evaluadores de calidad de Google?

La existencia de los evaluadores de calidad de Google no es algo nuevo, llevan operando desde hace un tiempo haciendo auditorías de los sitios web.

“Tienen cara y ojos” y su trabajo tiene un impacto directo en la posición de tus páginas en las SERPs.

Aunque el alcance e impacto del trabajo de los “Search Quality Evaluators” está envuelto en un cierto halo de secretismo, su trabajo y “sus experimentos” para proporcionar a los visitantes una buena experiencia de usuario, se hace notar.

Google proporciona a estos evaluadores un manual de directrices de calidad que deben utilizar para calificar a las webs.

Esta guía existe desde el año 2013, ha sufrido distintas modificaciones en 2015, 2018 y la última en Mayo de 2019, para actualizar los criterios de calidad.

Conclusiones

Los usuarios de Google debemos ser conscientes de que se trata de una empresa.

Como empresa, tiene que garantizar a sus usuarios, unos buenos estándares de calidad cuando hacen consultas en el buscador.

Google también debe preocuparse de la diligencia y de la buena reputación de las personas que comparten contenidos en la web.

Solo de esta forma, puede fidelizar a las personas que participan en su modelo publicitario.

Su sistema de actualizaciones y penalizaciones, ha sido creado para garantizar la calidad de los contenidos en la red.

El propósito de las directrices de calidad de Google es claro, beneficiar a los sitios que favorecen la experiencia de usuario de los visitantes y penalizar a los que no lo hacen.

Después de leer este post, ¿consideras importante respetar las directrices de calidad de Google?