Saltar al contenido

Claves poderosas para aumentar el tiempo de permanencia de una página web

A mi me gusta mucho el cine.

Hay películas que no empiezan demasiado bien, pero les sigues dando una oportunidad para ver si sucede algo que pueda engancharte.

Pero ya sabes, al final no pasa nada interesante, la historia no te seduce, así que abandonas.

Sin embargo hay otras pelis que te atrapan desde el principio y por un tiempo, todo lo demás no importa.

Con el tráfico web es lo mismo, hay historias que enganchan e historias que no.

El tiempo de permanencia en una página web es importante porque es un claro síntoma de que lo que estás contando interesa.

Seguro que tu propósito es retener a tus visitantes.

En este post, te quiero dar a conocer algunas claves para aumentar el tiempo de permanencia de tu página web.

La información a la que vas a acceder, te va a ayudar a seducir a tus lectores para que se sientan cómodos disfrutando de una información que les invite a seguir leyendo.

Definición de permanencia en una página web

Antes de dar soluciones empecemos por el principio.

La permanencia de una página web, es una medición que establece el tiempo que un determinado usuario permanece en un determinada URL.

El razonamiento es bastante básico.

Si el usuario se pasa un buen tiempo revisando la información, estás en el buen camino.

Esto va a aumentar la tasa de conversión. (Montse Peñarroya te explica muy bien que es esto).

Si el usuario se va al poco tiempo, es señal de que hay cosas que tienes que mejorar, porque sino tu porcentaje de rebote va a aumentar y esto no te conviene.

Cuando la persona entra en tu sitio y sale a los pocos segundos, se produce algo llamado pogo sticking.

Si esto pasa, es obvio que pueden estar sucediendo algunas de estas cosas:

  • La respuesta que le has dado no es la que buscaba.
  • No le generas la suficiente confianza.
  • La persona que te visita no es la adecuada.
  • Al usuario le ha decepcionado la información.

Al final, tu objetivo debe ser resolver estas cuestiones para evitar una tasa de rebote alta y aumentar el tiempo de permanencia.

Qué hacer para tener un tiempo de permanencia aceptable

Ya hemos identificado claramente que es el tiempo de permanencia en una página web.

Ahora ha llegado el momento de dar soluciones al problema, conociendo las claves para reducir el porcentaje de salidas a la mínima expresión.

Así que empecemos.

1 – Invita a tu casa a la persona adecuada

Cuando invitas a alguien a tu casa es porque tiene algún interés en ti, es muy posible que seáis amigos o que se trate de alguien con el que has hecho buenas migas.

En contra de lo que puedas creer, las personas no han llegado a tu web por casualidad, están en tu casa porque tu los has invitado.

Tal vez los visitantes han llegado hasta ti porque has promocionado una serie de palabras clave, has hecho publicidad en Facebook o porque te han conocido a través de tus redes sociales.

Es igual cómo han llegado hasta ti.

La visita se ha presentado en tu casa porque tu le has invitado.

Por eso es importante que selecciones adecuadamente a las personas que quieres que accedan a tu contenido.

Te estarás preguntando cómo puedes hacerlo.

Existen varias formulas.

Puedes elegir mejor las palabras clave, hacer una mejor segmentación o crear una mejor estrategia de contenidos en redes sociales…

También puedes hilar mas fino cuando hagas campañas de publicidad para llegar a las personas que mas te interesan.

Si haces alguna de estas cosas, seguro que el tiempo de permanencia de los usuarios en tu página web va a aumentar.

2 – Siempre funciona causar una buena impresión

Has invitado a los comensales a una magnífica cena en tu casa.

Los platos son selectos, la ejecución impecable, está claro que todo va a estar muy rico y que la cena va a ser un éxito.

Al fin y al cabo el contenido es la cena, por lo tanto si a tus visitantes les gusta la cena, les va a gustar la experiencia.

¿Seguro que esto va a ser así?.

Mi respuesta es, depende…

Te aseguro que en el tiempo de permanencia de una página web, la calidad del contenido influye, pero solo hasta cierto punto.

Siguiendo con el tema de la cena.

Si los platos son un éxito pero tratas mal a los invitados, la casa está sucia o no prestas atención a los detalles, lo más probable es que a las personas a las que has visitado, les importe poco que los platos estén ricos.

No van a querer volver.

Algo similar va a pasar con tu web si la página está llena de errores 404, tu navegación es un desastre o los contenidos están mal jerarquizados.

Tus visitantes puede que ni siquiera vayan a llegar a leer tus contenidos.

Lo que quiero decir, es que el hecho de que tus contenidos sean excelentes, no es para nada una garantía de que aumente el tiempo de permanencia de los usuarios.

Para conseguir aumentar el tiempo de permanencia de una web, resulta muy útil saber que cosas funcionan y que cosas no.

El uso de técnicas como el eye tracking te puede ayudar.

3 – Proporciona a los visitantes una buena conversación

Ya hemos hablado de la importancia de elegir bien a las personas a las que invitas y de lo bueno que es causar una buena impresión.

Pero tan importante como esto, es ofrecer una buena conversación.

Siguiendo a vueltas con el tema de la cena.

Si quieres tener una buena velada, además de elegir bien a las personas a las que invitas y además de que el entorno sea agradable, es preciso que la conversación sea amena para que la experiencia sea completa.

Por lo tanto, para aumentar el tiempo de permanencia en una web tienes que “hablar el mismo idioma” que las personas que llegan a tu web.

Para ello lo mejor es que utilices un lenguaje lo más sencillo y directo posible, porque si eres pedante o utilizas un lenguaje demasiado técnico solo conseguirás espantar a tus visitantes.

También es bueno que juegues con los títulos para llamar la atención.

Otra cosa que resulta muy útil para conseguir tus propósitos, es el copywriting, una técnica de escritura persuasiva con la que vas a hacer que los visitantes se queden más tiempo.

4 – Una casa bonita siempre invita a quedarse

Cuando tienes una casa en la que todo está ordenado y limpio te sientes mucho mejor.

Si todo está en su sitio, las personas a las que invites te comentarán lo bonita que es.

Cada vez que te reúnas en ella con tus amigos, pasaréis momentos divertidos y agradables.

Si tu casa es un caos, será muy difícil que esto pueda pasar.

En este caso, tu casa es tu página web, el reflejo de la imagen de tu negocio.

Por eso, para aumentar el tiempo de permanencia de una web, es fundamental que la identidad visual sea atractiva.

Los colores tienen que estar en su justa medida y deben servir para reforzar tu imagen corporativa.

Los contenidos tienen que estar bien organizados, la tipografía tendrá el tamaño adecuado, hay que contar con un formulario de contacto…

Además, tu página debería cargar rápido y tiene que estar optimizada para el uso de dispositivos móviles.

En resumen, hay que hacer todo lo posible para favorecer la experiencia de usuario para conseguir una tasa de rebote aceptable.

Te estarás preguntando cuál es el porcentaje de rebote aceptable, te invito a leer este post de kubic.mx.

Hay que ser consciente de una cosa, la mayoría de la gente es visual, juzga por aquello que ve.

Si tu web tiene un diseño de 1995 o si está demasiado saturada, vas a generar desconfianza.

Por eso, siempre conviene tomarse el tema del diseño en serio para disminuir el rebote en la web.

5 – Es importante que los visitantes no se pierdan

Cuando invitas a tus amigos a cenar, enseñas a las personas que te visitan donde están las distintas estancias de tu casa.

No te limitas a encerrarlos en una habitación.

En relación al tiempo de permanencia de una web, es importante que los visitantes puedan acceder de forma rápida y efectiva a todos los contenidos de tu web.

Para que esto sea posible, la página web en general y los contenidos en particular, deben estar bien organizados y jerarquizados.

Si esto no es así, estás boicoteando el tiempo de permanencia en tu web, porque harás que los usuarios se pierdan por el camino.

Dentro de este apartado, me gustaría hacer mención a los enlaces internos.

Estos enlaces son buenos por dos cosas:

  • Ayudan a que los visitantes recorran la web
  • Promueven el intercambio de autoridad entre las URL.

En relación al primer punto, la colocación estratégica de enlaces internos, hace que los visitantes pasen de un contenido a otro dentro de tu web.

¿Qué es lo que vas a conseguir con ello?.

¡¡Acertaste!!

Las personas que llegan a tu web van a aumentar su tiempo de permanencia.

En lo que respecta a las transferencia de autoridad entre las URL, te diré que este es un punto muy valioso para el posicionamiento web.

Te explico.

Cuando por ejemplo en tu web tienes un post cuya keyword tiene 20 visitas que enlaza a otro post cuya palabra clave tiene 200 búsquedas, estás transfiriendo autoridad a la palabra clave que tiene más búsquedas.

Esta palabra clave X que tiene 200 búsquedas, es más difícil de posicionar por eso esta técnica de enlazado interno es muy interesante.

Eso sí, no se trata de enlazar porque sí.

El propósito del enlazado interno es enriquecer la experiencia de usuario, aportándole información complementaria.

6 – Cuidado con enseñar la casa del vecino

Se suele decir que las comparaciones son odiosas, pero lo cierto, es que muchas veces utilizamos las comparaciones como referencia para saber que es lo que mas nos conviene.

Por eso quiero hablarte de los enlaces externos.

Te diré una cosa que no se si sabías.

Una de las mejores formas de ayudar al posicionamiento de una web, es por medio de los enlaces externos.

Para que esto sea posible, debe tratarse de enlaces hacia sitios relevantes dentro de tu tema.

Pero esto tiene un peligro si no se hacen las cosas bien.

Corres el riesgo de que el visitante a tu web, en lugar de permanecer en tu casa, se dirija a la casa del vecino.

Para evitar esto la cosa es sencilla.

Haz que los enlaces hacia otros sitios se hagan a través de otra ventana, de esta forma evitarás que tu visitante se distraiga abandonando tu web.

Los enlaces externos no solo son importantes para el posicionamiento.

La otra función que tienen, es complementar el contenido de tus post con información adicional.

Le estarías haciendo un flaco favor a tu sitio si en lugar de ayudar a completar la información, lo que estás haciendo es entregar a tus visitantes a la competencia.

Si lo que tienes que ofrecer es bueno y si tus contenidos son relevantes y de calidad, no le debes tener miedo a los enlaces externos.

Pero repito.

Crea siempre enlaces desde otra ventana, esta es la mejor forma de aumentar el tiempo medio en una página, asegurándote de que tu visitante no se marcha.

7 – Alimenta bien a los comensales

Está claro que el diseño es importante, una casa con una bonita fachada invita a entrar en ella.

Sin embargo si cuando abres la puerta te das cuenta que todo es un desastre, tampoco vamos a ningún lado.

De entrada, una página web bien organizada y con un diseño atractivo, hace que se te despierte la curiosidad.

Pero si entras en un blog y observas que los contenidos no son de calidad, te marcharás con la misma velocidad con la que has llegado.

Se suele decir que en Internet el contenido es el rey.

Pese a que esto no es así al 100%, probablemente si lo sea al 85%.

Una web sin un contenido relevante y de calidad, no va a ninguna parte, es igual lo bonita que luzca o lo rápido que vaya.

Al final el contenido es lo que va a dar de comer a tus visitantes.

Estos son algunos consejos prácticos para que aumentes el tiempo de estancia en tu web de las personas que te visiten:

  • Habla a tus lectores como si fuesen tus amigos.
  • Aporta valor en tus contenidos, no se trata de escribir por escribir.
  • Ten en cuenta las directrices de calidad de Google a la hora de escribir tus contenidos.
  • No te guardes nada de lo que sabes, la generosidad te hará crecer.
  • Por lo general, debes olvidarte de los artículos demasiado cortos.
  • Completa los contenidos con imágenes de calidad y con vídeos.
  • Tus contenidos deben ser variados, de lo contrario, aburrirás a tu audiencia.

Ventajas de aumentar la permanencia en tu página web

  • El aumento del tiempo de permanencia de una web, es un claro indicio de que estás ofreciendo a los visitantes aquello que quieren obtener.
  • Cuando tu tasa de rebote es reducida, estás enviando buenas señales a Google que pensará “esta web merece la pena”.
  • Al final todo está relacionado, si satisfaces al usuario, también estás satisfaciendo a Google.
  • Cuando el tiempo de permanencia en tu web es reducido, se abre ante ti la posibilidad de implementar acciones que sirvan para mejorar la experiencia de usuario.
  • El tiempo de permanencia de una web sirve para medir el engagement de tu audiencia.

Espero haberte ayudado a comprender mejor la importancia de aumentar el tiempo de permanencia de una web.Por cierto, ¿qué haces tú para mejorar el tuyo?

A lo mejor también te interesa: