Saltar al contenido

Estrategias de social media que debes abandonar hoy mismo

estrategias en redes sociales

Como seguramente sabes, para conseguir mayor visibilidad de tus contenidos en redes sociales, necesitas implementar estrategias de social media marketing.

Sin embargo cuando vayas a implementar esas estrategias o trucos para aumentar tu audiencia, tienes que ser consciente de que estamos ante un entorno que evoluciona constantemente.

Esta evolución, hace que algunas técnicas o estrategias que funcionaban en el pasado, a día de hoy ya no sean efectivas.

Los negocios, las empresas y los profesionales que se promocionan en las redes, tienen que ser conscientes de esto.

Por eso, tienen que estar actualizados para saber que es lo que está ocurriendo en las redes sociales para abandonar las estrategias dañinas y abrazar las nuevas tendencias y técnicas que si están funcionando.

En el marketing online en general y en el marketing en las redes sociales en particular, tomar atajos no funciona, no todo vale para conseguir los objetivos.

Con ello, no quiero decir que no debas utilizar determinados trucos que están en el límite, con los que puedes aumentar el tamaño de tu comunidad.

A lo que me refiero, es que es importante que identifiques las acciones peligrosas que te van a penalizar tu estrategia en las redes sociales.

Lo más importante en las redes sociales es la reputación.

Cuesta mucho construirla, pero puedes la perder muy rápido, si utilizas malas prácticas continuamente.

Es probable que sin saberlo, estés realizando determinadas acciones en tus redes sociales que pueden dañar tu reputación.

He escrito este post para que puedas identificarlas y excluirlas de tu estrategia.

Acciones de social media marketing que te pueden perjudicar

La mayoría de las técnicas de social media obsoletas, persiguen lo mismo, saltar etapas en el proceso, para inflar las estadísticas.

En resumen, se trata de aparentar y parecer más importante de lo que uno realmente es.

Como he dicho, algunos de estos trucos, están en el límite y se pueden utilizar con cuidado y sin abusar.

Sin embargo hay otras acciones demasiado evidentes, con las que la red social con la que trabajes, puede castigarte por mala praxis o por infringir sus políticas.

Estas son las acciones en las que me voy a centrar a continuación.

Un consejo:

Si quieres saber cómo hacer una estrategia de social media efectiva, abandona estas practicas, porque si persistes, te van a penalizar.

Seguro que estás deseando conocer estas estrategias de social media que te pueden perjudicar, así que vamos con ello.

8 Trucos obsoletos de social media marketing que debes abandonar

Para tener éxito en tu estrategia de social media, el camino más corto es saber que no tienes que hacer.

Si quieres tener éxito en redes sociales, estas son las acciones que debes dejar de realizar:

1 – Basar tu estrategia de social media solo en Twitter y Facebook

En esto del marketing en redes sociales hay opiniones contrapuestas.

Hay quien piensa que lo mejor es centrarse en una o dos redes sociales, porque gestionar demasiadas redes sociales al mismo tiempo lleva mucho tiempo y esfuerzo.

Otros piensan que usar una o dos redes, es limitar el alcance de la difusión de contenidos en las redes sociales.

Lo cierto, es que a día de hoy existen herramientas con las que es posible automatizar las publicaciones.

Por eso, considero que limitar tu presencia en redes sociales solo a Facebook y Twitter, es desaprovechar el alcance de tus publicaciones, de tu marca personal y de la publicidad que puedes hacer de tus productos y servicios.

En Internet, todo es cuestión de alcance, cuantos más usuarios interesados en tu nicho puedan ver lo que ofreces, más prospectos y más clientes vas a tener.

En Marketing Virtual 360, ofrecemos un servicio en el que partiendo del RSS Feed de tu blog en WordPress, publicamos tu contenido en 30 sitios web y redes sociales, sin que ese contenido caiga en el spam.

Dos sitios web no hacen el mismo trabajo que treinta, ¿Verdad?

Ya no tienes excusa para basar tus estrategias en el Social Media, solo en Twitter o en Facebook.

2 – Eliminar o no contestar comentarios negativos

Hay que partir de la base que por muy bien que estés haciendo las cosas, siempre te vas a encontrar con personas a las que no les gusta lo que haces.

Aunque tengas el mejor perfil del mundo, siempre te vas a tener críticas o comentarios negativos.

Lo que algunas personas hacen, es borrar esos comentarios negativos, pensando que “muerto el perro se acabó la rabia”.

Pero esta es una de las peores estrategias que se pueden implementar en el Social Media, porque un perfil que solo tiene comentarios positivos, es un perfil maquillado que es percibido por tu audiencia como artificial.

La gente no es tonta.

Sabe que si no hay ni un solo comentario negativo en tus publicaciones, es porque tú has intervenido.

¿Qué imagen vas a proyectar si lo haces?

Todo lo contrario a lo que buscabas.

La imagen que vas a dar, es la de alguien que tiene algo que esconder.

¿La consecuencia? Pérdida de confianza y pérdida de reputación online.

Lo mejor es responder de forma educada a todas las críticas que recibas.

Esto es un claro síntoma de que te preocupas por lo que haces.

Además gracias a las críticas, vas a tener la oportunidad de saber en que debes mejorar.

3 – Pedir a tu audiencia retuits, Me gusta, etc

Esta es una de las estrategias de social media más habituales.

En mi opinión, es un insulto a la inteligencia de la audiencia, ya que cada persona tiene su propio criterio para considerar si un contenido le gusta o si es susceptible de poder ser compartido.

Hay algunas personas que llegan incluso crear campañas benéficas artificiales para que sus contenidos se compartan…

No te voy a mentir.

Alguna de estas acciones aún funcionan entre las personas más incautas, pero a la mayoría de la gente no le gusta que le insistan o que les fuercen a que le guste un contenido o a que lo compartan porque sí.

Además, cada vez las redes sociales persiguen más este tipo de prácticas, castigando a los usuarios que las utilizan.

Me consta que en Facebook ya están penalizando por hacer esto.

Además, del mismo modo que sucede con las leyes, “el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento”.

Por ello, esta excusa no te va a servir de nada cuando te llegue la penalización.

Si por ejemplo, tienes tu página de negocios en Facebook y te castigan por esto, va a ser muy difícil que te perdonen.

Por eso hay que tomarse esto muy en serio.

En lugar de pedir me gusta o retuit, lo mejor que puedes hacer es segmentar bien a tu público.

Lo mejor es darles contenidos de calidad, así premiarán tus contenidos sin que tengas que forzarles a tomar una acción.

4 – Decir a tus amigos en Facebook que le den a “me gusta”

Esta es una práctica que mucha gente está utilizando.

Pongamos por caso que Pedro abre un perfil de empresa en Facebook para promocionar la agencia de marketing que acaba de crear.

No tiene seguidores ni interacciones, así que le pide a todos sus amigos un “Me gusta”, para “darvidilla” a su página.

Esta es una de las estrategias de social media, más arcaicas, obsoletas e ineficientes que existen.

Es una práctica bastante invasiva y puede llegar a ser molesta para la persona a la que se lo pides.

Además, lo peor, es que pese a que Pedro pueda convencer a buena parte de sus amigos para que le den a “me gusta”, lo más seguro es que su tema no interese a su primo, a su abuela, a sus padres, a sus compañeros del gimnasio o sus amigos del colegio.

Lo primero que hay que hacer cuando se crea un perfil en redes sociales es segmentar.

No vale cualquiera para ser miembro de tu comunidad.

En este caso, Pedro solo debe segmentar entre personas a las que le interese su tema, el marketing en Internet.

Otra cosa que hay que considerar para no usar esta estrategia obsoleta de social marketing, es que Facebook ya está sancionando con pérdida de engagement y visibilidad a las páginas que utilizan esta práctica.

5 – Utilizar en Facebook el perfil personal como página de empresa

Este es un error de principiante que no se puede cometer.

La diferenciación entre el perfil personal y la página de empresa en Facebook, está para algo.

Cada tipo de página tiene una función específica.

El perfil personal es una cuenta con finalidad no comercial y representa a individuos, aquí es donde compartes contenidos con tu familia o tus amigos.

La Fan Page o Página de Empresa, es la página de Facebook con fines comerciales.

En esta página vas a prospectar a personas interesadas en tu nicho y vas a publicar contenido que interese a una audiencia específica.

Hay quien crea un perfil de empresa en la cuenta personal, pensando que pidiendo la amistad de las personas que conoce, va a hacer crecer rápidamente su comunidad.

Esto es una muy mala idea, porque te aseguro que van a pasar una de estas cosas:

  • La competencia te denuncia y te cierran la cuenta.
  • El propio Facebook es quien lo detecta y también te cierra la cuenta.

Puede que tarden más o menos tiempo, pero si utilizas un perfil personal como si fuera un perfil de empresa, al final te van a cancelar la cuenta.

6 – Comprar seguidores

Esta es una estrategia que no te va a llevar a ninguna parte.

Cuando compras seguidores o me gusta, en realidad lo único que estás haciendo es aumentar tu ego, porque esos presuntos seguidores nunca van a interactuar ni a interesarse por lo que ofreces.

Estos seguidores comprados no son más que un número que queda muy bonito en tu perfil pero al final no aportan nada.

Por eso no tiene ningún sentido hacer estas compras de followers, porque si tienes un negocio o un producto, lo que quieres es que las personas tengan interés.

Definitivamente, lanzarse a comprar seguidores no tiene sentido y no merece la pena.

7 – Dar la gestión de tus redes a un amateur

Si se quieren resultados profesionales hay que delegar en un un profesional, si lo que buscas es un resultado amateur, entonces adelante, entrega la gestión de tus redes sociales a un amateur.

Si eres una empresa o un negocio que se toma en serio su marketing en las redes sociales, quieres que la persona que esté al frente sepa lo que hace.

Algunas personas, cada vez menos afortunadamente, consideran que esto del marketing en Internet o en las redes sociales, es una especie de actividad semiprofesional.

Algo que cualquiera puede hacer, “al fin y al cabo, se trata de subir algunos enlaces, publicar algunos videos o fotos y dejar algún comentario ingenioso”.

A partir de ahí, estas personas que no se toman en serio el marketing en redes sociales, piensan que la calidad de su producto o su servicio hará el resto.

Se dicen a sí mismas “Lo que ofrezco es tan bueno que se venderá solo”.

Ojalá las cosas fueran así de fáciles pero no lo son.

Hay que segmentar bien al público objetivo, investigar los contenidos que interesan a la audiencia, hacer un calendario de publicaciones, utilizar distintos formatos de contenido, hacer medición de resultados, implementar nuevas estrategias…

No es algo que cualquiera pueda hacer.

Se necesitan conocimientos.

Por ello, lo mejor que puedes hacer si quieres dañar tu reputación online, es entregar la responsabilidad de tu social media a un amateur.

8 – Abusar de la automatización de feeds

Excederse en la automatización de feeds en las redes sociales, también es perjudicial para tu estrategia de social media.

Definitivamente, volver a publicar el mismo contenido de forma automática en varias redes sociales al mismo tiempo, aunque es una práctica bastante extendida entre los usuarios, no es algo demasiado bueno.

Quisiera dejar claro, que en este apartado no me estoy refiriendo a la programación de publicaciones, sino a la automatización indiscriminada de feeds.

Si no sabes que es un feed te invito a leer este artículo.

Una cosa que debes saber es que si utilizas tu RSS feed para compartir el mismo contenido en redes sociales y en otros sitios web, vas a caer en spam.

Existe una forma de resolver esto con la herramienta IFTTT.

Gracias al enlace de atribución de tu sitio web en WordPress, cada uno de los contenidos idénticos que compartas en el resto de las redes sociales, no serán percibidos como spam por Google.

De esta forma cada sitio web y red social en el compartas contenido, será un “soldado” que ayude a amplificar enormememente tu negocio y tu marca personal en Internet.

¿Estás utilizando alguno de los trucos obsoletos del social media?